miércoles, 16 de agosto de 2017

Babel somnolienta

Justo atrás de todo
está de pie mi ventana,
y las plumas blancas penden de la nada
y mi alma es una luz en las esquinas,
justo en donde la vida sacude a
hombres y mujeres que ya no están,
justo cuando mis lágrimas más humanas
parecen sin salida.

Justo antes de exponerla
está más abierta mi herida,
justo cuando la sangre parece
un resplandor de fuegos,
y las palomas son como un hueso que va
por donde va el sonido de la lluvia,
y mi cuerpo de ramas
adonde el viento se subleva.

Justo que en el balcón
hay un pétalo con tu nombre,
justo que el compromiso
sabe de aquella transparencia,
y que las piedras parecen hundirse
en el virgen celeste,
y que ni el sol ni la luna visten de nieblas,
justo mis alas me reconocen.

Y yo, justo el que mira,
justo el que suspira y reza,
justo el que ignora a la vida y a la muerte para,
según dice: no olvidar la copa de los sueños,
justo el que se desgrana en poetas, justo el que
tiene en la piel la experiencia de un anciano,
y en las manos expresiones de papel
y en los labios un verso adolescente.

Justo el que se alza
desconociendo el tiempo,
justo el que vive en una Babel somnolienta.

Título: BABEL SOMNOLIENTA

Marcelo Roberto Galán Capel
Poeta

Copyright © Marcelo Roberto Galán Capel

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.