lunes, 12 de junio de 2017

Si parece

No hay grito mejor que el del silencio
cuando se titula poeta el menosprecio,
y se mira como muy fácil la poesía
con la medianía del trabajo,
si parece que para ser poeta
tan sólo se necesita ser osado.

No hay retroceso mayor que el de
igualar alegando merecimientos,
si para algunos no hacen falta
ni la forma ni la fuerza de estudios y de años,
si parece que la poesía es indulgencia
y facilidad de sentimientos,
si parece que para ser poeta
no se necesitan las voces sublimes de antaño.

No hay rico más pobre que aquel
que "crece" sin paciencia,
pseudopoeta vestido de copias
de pseudopoesía que no se supera,
pseudopoesía de baúl espacioso
de pseudopoeta sin convicción interna,
si parece que la poesía es un ensayo
y no una figura abierta
capaz de cambiar el mundo.

Todo suspiro se aleja rápido
si el que suspira es un mísero,
ningún lector se nutre de verdadera
poesía sin el arrojo del autor,
poeta que no sabe no se salva y
no puede salvar a otros
y la poesía es ilusión pérfida bien fingida,
si parece que ser poeta no es un privilegio
sino tan sólo una palabra arrinconada
para un ejercicio muscular.

El poeta está hecho de salvación y de abandono,
es conflicto y liberación interior,
el poeta es un refugio que no puede
ser destruido, es palabra viva,
y el interés de la poesía
es el de emociones reflexivas,
si no hay nada tan cercano y natural
como la palabra bien escrita,
si el poeta sabe que su obra tiene un propósito:
¡exaltar la voz! Porque quien habla
adquiere la conciencia de ser algo más que tránsito.

Esa fuerza que proviene
del simple hecho de vivir, es la poesía,
ese destino que se manifiesta en
comunión con todo, es el poeta,
porque la poesía es un hecho indiscutible
y el poeta es una necesidad,
porque el poeta sin poesía es un ser mutilado,
porque la poesía sin poeta es un nombre
sin su caracter divino.

Según Octavio Paz: "un poema es la prueba hermosa
de la grandeza de toda la obra humana".

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Poeta