martes, 9 de mayo de 2017

Un poeta habla siempre desde él

Un poeta se disuelve
en la experiencia cotidiana,
y prefiere la vida animada
entre el instinto y la espontaneidad,
y no es casual su instrumento de creación,
él altera la verdad con la libertad irresponsable de un niño.

Un poeta escribe para servir,
quizá con un poco de pánico ante el mundo incomprensible
pero escribe para luchar,
contra las ideas congeladas por el uso y el abuso
contra los prejuicios y la solemnidad,
él se obliga a la página menos pensada.

Él parodia a las estatuas,
sabe que entre el cielo y el infierno
escribir es una manera genial,
ser poeta no es un conocimiento racional,
nadie puede asomarse a la poesía
sin el serio riesgo de la locura.

Un poeta es imprescindible
para violentar las normas,
la vida es una explosión de frescura y movimiento,
un poema con exceso de convencionalismo y seriedad
no es un poema, es un lugar común sin novedad,
el poeta si ambicioso, es original y profundo siempre.

Un poeta es una fiesta lingüística,
intelectual, colectiva, política, moral
pero siempre dejando entrever
que algo lo justifica,
nunca se escribe un poema con oportunismo,
se escribe para decir entre inocente e ingenuo.

Un poeta habla siempre desde él,
la humildad le cuesta trabajo.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Poeta

Título: Un poeta habla siempre desde él