lunes, 15 de mayo de 2017

Poema blanco

El espacio es blanco
como una palabra en la punta,
ingrávido como los ojos abiertos sin habla,
confuso y claro como una flor inventada
en la palma de la mano,
el poema es blanco
cuando los sentidos se abren
a una página en blanco. 


El instante es blanco
cuando todo despierta,
como parpadea un cielo
perforado por las nubes,
blanco como la pausa que convoca al poema,
el poema es blanco
cuando el infinito es encuentro
en el horizonte.

El azar es blanco
cuando el amor se desentraña,
cuando la igualdad es preliminar al miedo
y no hay excusas,
blanco como la confianza ante viejos rencores,
el poema es blanco
cuando el alba conserva intacto
el paisaje de la noche.

La fe es blanca
cuando ser y estar tienen sentido,
cuando el tiempo no se cuestiona
y Dios no es más que el cuerpo de una muchacha,
blanca como una sirena que aguarda en el sueño,
el poema es blanco
cuando la soledad sobrevive
a los sobrevivientes.

La espera es blanca
cuando los muros son sencillos,
cuando un hombre y una mujer
no se parecen a ningún otro,
cuando el conjunto es más que la belleza momentánea,
el poema es blanco
cuando conjuga sus versos
con la copa de los árboles.

El tiempo es blanco
cuando no se puede cerrar como una puerta,
blanco como una promesa
que se convierte en buen día,
el poema es blanco
cuando la paz enmudece a la tormenta,
blanco como un rayo de luna sin aviso,
poema blanco como una calle de sol temprana.

Título: Poema blanco

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Poeta

Copyright © Todos los Derechos Reservados