viernes, 31 de marzo de 2017

Señora

Señora no voy a nombrarla, mi tinta no se lo merece, tampoco voy a dar su identidad a los lectores, todos saben quién es usted ya que a esta altura imagino, todos deben haber recibido algún mensaje suyo con comentarios lesivos sobre mí, con publicaciones difamantes, con agresiones con el solo ánimo de perjudicarme. Señora usted agravia mi honor y el de mi familia, usted me difama, usted tiene la férrea voluntad de lesionarme.

Señora usted me adjudica juicios ofensivos, actos delictuosos, acciones inmorales, Señora usted no es una víctima y el tiempo me dará la razón. Soy un hombre de paciencia Señora y su mala intención no logrará que yo claudique en mi trabajo, porque yo soy poeta antes de que usted supuestamente me descubra, porque mi lugar en la EDITORIAL PLANETA ALVI me lo gané por mérito propio, porque es vacío de todo contenido y falso su deseo de venganza, salvo que su pseudoamistad de otro tiempo ocultara otras intenciones.

Quiero también decirle Señora que su accionar incurre en múltiples delitos y un día, se lo prometo, la obligaré a reparar los diferentes daños morales y económicos que usted me ha ocasionado.

Que Dios la perdone Señora, después de tanta agua bajo el puente yo ya no puedo hacerlo.

Atentamente,

Marcelo Roberto Galán
DNI 17.418.886
Córdoba - Argentina