jueves, 3 de marzo de 2016

Una lágrima guardada

Una lágrima guardada
 
Ya estoy aquí,
mis labios son de madera,
para que tú juegues a pintarlos de noche oscura
y largos como el cielo,
ya estoy aquí,
pregúntame lo que quieras,
si he llegado tarde para verte dormir
y vigilar tu sueño,
si tengo un brazo de viento y otro de cárcel,
de viento, al tocarte lloro en aves,
de cárcel, soy tuyo para que tú descanses,
ya estoy aquí,
rozándote apenas como quien espera panes,
gritándole a tu cuna sin voz
¡de ti yo tengo hambre!
Ya estoy aquí,
este es el niño que soy,
no puedo quedarme todo lo que quiero
y me muero un poco cuando me voy.
 
Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste
 
Copyright © Todos los derechos reservados