jueves, 3 de marzo de 2016

Preguntan las ventanas

Preguntan las ventanas
 
¿Y el amor?
Preguntan las ventanas,
yo hubiera sido tu manantial si te quedaras,
el lado que sientes en la voz como si en las venas el valor,
el espacio que pasa entre versos,
el aceptar que desde los labios buscas refugio.
 
¿Y el amor?
Mi beso está en la punta y es chispeante,
mi corazón que es donde tu alma,
¿acaso no lo escuchas?
A mí me alivia la paloma en el balcón,
ilusión de agua que viene hasta mí.
 
¿Y el amor?
La intimidad es clara como una fiesta cuando estás,
ni la costumbre de tu cuerpo asumen mis palabras
¡yo te invento! Sí, te invento
como se mira un sueño que te implica,
como esa hora maldita que la memoria elige.
 
Las doce de la noche,
y me arrojo a la quietud última de mi ser,
esa donde el amor lento ahinca el paso,
y va mi mano como buscando tu sol de fuego,
el puro azul del cielo reclamándote,
esparcido en un horizonte cerrado y reclamándote.
 
Preguntan las ventanas
¿por qué el silencio es diminuto y sin danza?
 
Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste
 
Copyright © Todos los derechos reservados