jueves, 17 de marzo de 2016

Me gusta

Desde hoy me permito SER,
estar en el lugar que debo
y sentir lo que siento,
tengo derecho de correr los riesgos que yo decida.

Desde hoy mi única condición
es mi valor,
me concedo el bien de buscar lo que necesito,
el permiso de ser primero.

Desde hoy mi libertad no preguntará
si a ti te gusta,
si me descubres distinto y eso te enoja
no serás parte de mi camino.

Desde hoy no pertenezco a nadie
ni obedezco reglas,
mi alma es campo abierto
y en él, versos que ruedan.

Desde hoy pierdo a conciencia,
soy entrega,
entrega y compromiso como la única forma de dejar huella,
yo sangro sin cesar porque lo elijo.

Desde hoy mi momento feliz
se podrá abrir como una puerta,
no pensaré en nada, ningún miedo me paralizará,
y al tiempo sin tiempo responderé con un poema.

Desde hoy me vale decir todo lo contrario:
no afirmo nada, doy señales,
no imagino, me pierdo,
no me convierto en buen día, soy la noche natural que perdura.

Desde hoy mi voz es de escritura.

Me gusta

Marcelo Roberto Galán
Tinta de Sangre