miércoles, 16 de marzo de 2016

Callar es mi verbo

Callar es mi verbo
 
¿De qué están hechos mis versos
cuando no de letras?
¿Con qué rima mi silencio?
No es secreto que un poeta escribe
pero si callar es mi verbo,
¡que no se olviden las horas tus pasos!
¡Que vigilen tu nombre mis sueños!
 
Si la soledad no es sola en mi mano,
si la única respuesta queda grabada
en el solo deseo de tenerte cerca,
si no me importa el tiempo
ya que todas las noches miro la misma estrella,
¡que nada roce mi frente más que el día siguiente!
¡Que mi voz avecine tu encuentro!
 
Si callar es mi verbo
entonces que tu mirada se pierda en la mía,
que nada exista pero que siga el grito como mi poema,
que un suspiro sea de caricias que fluyen pendientes,
que no me pueda excusar ante la vida,
¡voy subiendo este camino ante aquello que se calla y que se encubre!
en el rostro y en mis días tengo un azul que me quema.
 
Buscamos los dos, el verbo y yo
la estela fugaz de nuestra llama,
yo siempre llego a ti donde los surcos se acaban,
él conserva mi rima susurrando tus palabras
¿cómo decirte breve lo que tanto llevo clavado?
mi latido latiendo con el tuyo es un gemido,
ahora que mi aliento es viento tu sonrisa embriaga mi razón.
 
Callar es mi verbo,
mi acento repetido,
cuando callo sigo adelante,
voy buscando un horizonte donde mis versos.
 
Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste
 
Copyright © Todos los derechos reservados