miércoles, 20 de enero de 2016

Tu nombre justifica

Tu nombre justifica
 
Por las calles donde anduvimos voy recogiendo,
pedazos de la vida mía, frontera de tu silencio,
voy mirando escaleras desde las flores,
voy con esa paz larga y tendida.
 
Tu nombre justifica edificarlo todo,
escribirlo todo para cosechar el tamaño adecuado,
por eso miro atento llenando de luz mi pensamiento,
y voy esculpiendo la proa de un barco que ha naufragado.
 
Para contemplarte hay que llegar al último piso
aumentando los avisos de los deseos,
hay que atreverse a subir por los valores sensibles del alma,
hay que crear un vocabulario lleno de colores en pugna.
 
Para amarte el cuerpo y la piel deben ser casi translúcidos,
debo poner en mis manos el más precioso de los roces,
oído siempre anclado ilustrando mi garganta,
penumbra que algo sabe porque algo le falta.
 
De barro es mi lengua, lluvia
como de otros es la sangre,
este hombre ni siquiera te espera, trabaja,
soy un instrumento de este camino y sus alrededores.
 
Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste
 
Copyright © Todos los derechos reservados