miércoles, 6 de enero de 2016

DE NINFAS Y EFEBOS

No andes tras las horas
si cada día te busco,
no te escondas tras aquellas nubes,
nosotros los poetas somos un grito en la garganta y también una gota,
ninfas para no morir, 
efebos para no estar cautivos.


Extracto del poema DE NINFAS Y EFEBOS
De la tetralogía MI TINTA UNÁNIME