miércoles, 18 de noviembre de 2015

Ruido

Ruido
 
Háblame alto,
como si cantaras una canción,
como si el tiempo fuese un escultor
y entre piedras y cincel escribieras montones de versos,
háblame alto con plumaje de estrellas
que las flores en el balcón, esperan. Que no se detenga el péndulo,
que tu voz recorra todo el abecedario
como si tu desnudez se columpiara,
quiero un ruido que sirva para bailar,
un viento lleno de manos,
un sombrero tanto de día como de noche
y su tronco de aire. Mírame como a una cuerda
que está tendida entre dos alas,
como si el sol brillara por partes y la luna
estuviera sentada en una silla dando vueltas por lo blanco,
ruido de campanas agitadas,
ruido de pájaros en las casas,
ruido que al cerrar los ojos es tu voz hablándome alto.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados