miércoles, 18 de noviembre de 2015

El amor y su circunstancia

El amor y su circunstancia
 
Para cuidarte no hay una razón
y sin embargo lo necesito,
que mi casa sea tuya por elección,
que las sábanas arrugadas sean de nosotros,
quiero que miremos juntos a la resuelta luna.

Hoy veo una señal al escribirte,
como si te dejaras arrastrar por un remolino
y no pesaras casi nada,
no hay una razón para estos pequeños momentos
pero me gusta el amor y su circunstancia.

Pensar demasiado no es lo mío,
soy de los que siguen sentados en la butaca del cine
una vez que la película terminó,
no hay razón para que el niño vuelva
pero mirando alrededor se descubren cosas.

Sueños, signos, interior,
lengua, piedras, miradas,
cura, asombro, orden,
pájaro, elegancia, agua en el aire,
fíjate que entre paréntesis me basta un libro y tú a mi costado.

Eres de verdad cuando te amo,
y yo te amo con la llegada de cada poema.
 
Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados