sábado, 17 de octubre de 2015

¿Y tú?

¿Y tú?
 
¿Acaso tú tienes lo que busco?
Ese deseo que golpea,
ese cuerpo entre mis sábanas
ocupando cada vez un lugar mayor,
ese amanecer que linda con la almohada.
 
El insomnio no siempre es un pacto,
en mi caso particular es una batalla de amor
anterior a tu cuerpo y posterior,
es un espacio que a tientas nos busca
entre preguntas jamás hechas.
 
Nunca es vana la realidad si puede soñarse,
si esparce la ansiedad amando impunemente,
me gusta el amor de cuerpos inclementes
donde los ojos mandan tanto como las manos
y la desnudez disponible.
 
Desnudos nada más y húmedos,
y un azul nocturno
apoyándose en el muro de nuestros brazos,
sin poder ser distintos y a la vez sangrando un mundo,
desnudos y mirándonos con el corazón.
Para poder amarte como ahora
me subo a trenes en marcha cada día.
 
Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste
 
Copyright © Todos los derechos reservados