sábado, 17 de octubre de 2015

LA VOZ ALTA

Me gusta la voz alta
y sin prisa
y la poesía que no se explica,
y el amor que es tinta en mi garganta,
¡que vengan los dioses y me coronen con insensatez! 
Que me atraviesen con el sol
y ya no saber si es de noche o es de día,
y que a la hora de escribir
fracase mi lengua
y arda mi razón.


Extracto del poema LA VOZ ALTA
De la tetralogía COMPLETAMENTE