sábado, 3 de octubre de 2015

Debiera

Debiera

 
Debiera sonar como esa piel desnuda 
a la que le afectan las caricias,
y los ojos se cierran
para que un libro de poesías se abra,
y la memoria parece estar entre llamas,
el amor debiera sonar como a palmas repletas.

Debiera sonar como esa sonrisa
que no se puede pensar,
y la mano en la espalda se empeña en durar
como una mirada hundida hasta el fin
y hundida otra vez,
el amor debiera sonar como un gemido hasta romper.

Debiera sonar como se muerden los labios,
con ese fuego que resbala,
con esas palabras de frente como esperando,
como ese espejo que asoma
entre brasas y lágrimas,
el amor debiera sonar como esa voz que es clamor en la nada.

Debiera sonar como esas cosas que nunca cambian,
como esa vida que danza y sin más razón
tu mano en mi mano,
y escribir poemas sea de pájaros impregnados,
de silencio donde todo ya es silencio,
el amor debiera sonar a versos ilimitados.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados