sábado, 17 de octubre de 2015

Completamente

Completamente

 
Anoche miraba tu torso desnudo 
y pensaba en fragmentos,
en las pequeñas caricias
cuando me tocas,
y en mis ojos cargados de vida
cuando me hablas,
y en mi pecho si tú te acercas
cuando me amas.

Era la madrugada
cuando el silencio nos tomó
bajo un mismo círculo, tú me mirabas
queriendo quedarte y yo te dije:
si así me miras no importará el ayer,
completamente tuya, murmuraste,
y tu mirar se tornó profundo
grabado sobre la nieve de tu piel.

Y no me resistí a tu aliento blanco,
los juncos cantaban distintos poemas
prometiéndonos el futuro,
¡que el amor no es nuevo
es cosa nueva!
Las horas están quietas,
se ofrecen en similar gozo
los recuerdos y la arena.

Hace un segundo sentí tu aroma
y me encontré sin hojas,
sin ver
sin oír, enamorado,
¿te encontraré otra vez al leer?
No eres un verso fácil,
me cuesta conciliar el sueño cuando soy
completamente tuyo estrofa a estrofa.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados