sábado, 3 de octubre de 2015

Alfabeto

Alfabeto

 
Mi amor juega donde este alfabeto, 
a veces es libro
otras palabras sueltas,
hay días en que su versar no cesa,
hay días en que por momentos se acaba
como si ya no quedara razón.

Y entonces un laberinto despierta
para darle al amor un para qué,
una mirada amable,
un fruto que cae como se derrama la vida,
hay días en que la mañana está cercana,
hay días en que la ventana no contempla y nada más,

¡ay alfabeto, que en tu infinito blanco ella me encuentre!
Soy su poeta.

Yo escribo su nombre
como bebe la luna,
como la mansa lluvia
que parece cielo derretido,
yo escribo como esa flor
que acapara toda la gracia del rocío,
entre deseos serenos y besos secretos,
entre sueños hilándose en los labios
y latidos oliendo a manzanas.

Mi amor es como un abanico en mi garganta,
pequeñas miradas de aurora,
pequeños guerreros blancos,

¡ay amor, cuéntale esa historia
de dos voces al mismo tiempo!
¡Cuéntale de esas alas que jamás se rindieron!
Cuéntale que en el alma grabada yo la llevo.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados