sábado, 17 de octubre de 2015

ALAMEDA

Te sientas en el umbral
como se mira,
y en la cama como se espera,
y entonces tu cara tiembla,
entre versos y rimas 
y no dejas de poetizar.


Extracto del poema ALAMEDA
De la tetralogía TENGO INCONTABLES VIDAS PARA DARTE