sábado, 17 de octubre de 2015

MIS VERSOS

Mis versos son una llave,
ese ir y venir de las mareas aunque de olas pequeñas,
claridad y sombra, mujer y niña,
cuando escribo al amor estoy amándote a gritos,
mi tinta es tu boca vulnerable.

Extracto del poema MIS VERSOS
De la tetralogía FUEGO INTERNO

A LA MITAD

El corazón a la mitad es el amor a la mitad,
derecha o izquierda no son una senda,
¿cómo explicarte que el punto exacto es allí donde te encuentras?
Estoy vestido de principios y de horas,
esperarte bien es mi sola ocasión de decir TE AMO.

Extracto del poema A LA MITAD
De la tetralogía FUEGO INTERNO

¡MUERE CONMIGO!

¿Para qué sopla la brisa?
Quizá para encontrarse,
¿para quién escribe el poeta?
Tal vez para esa claridad entre los troncos,
la brisa como el poeta es día y noche, vida y silencio.

Extracto del poema ¡MUERE CONMIGO!
De la tetralogía FUEGO INTERNO

Puedo

Puedo
 
Puedo amarte o no amarte
pero no fingir indiferencia,
mis ojos son verdaderos cuando te miran,
mis labios, raíces que en ti confían,
tú eres la tierra que me aguarda y yo deseo.
 
Puedo enseñarte lo que he escrito sin que leas ni una palabra,
y arrojar papeles a las estrellas
y que sientas nubes de tinta,
y confesar que te he buscado mientras el camino largo,
tú eres como esa rama a resguardo de ese pájaro.
 
Puedo suspirar como un faro estremeciéndome en cada verso,
puedo incluso imaginar tu rostro como incienso,
fuego interno de mis poemas,
y en tu cuerpo dejar mi cuerpo para ser lecho y aire,
tú eres como esa rosa que de una gaviota hizo la mar.
 
Puedo escuchar un trueno y sentir que me amas fuertemente,
que la luna es un gajo en la ventana y en mi alma.
 
Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste
 
Copyright © Todos los derechos reservados

MI MUCHACHA ENAMORADA

Yo te amo,
y si un orden existe en el mundo, yo te necesito,
un día llegará en que mis brazos serán toda tu verdad,
la que es como el mar,
grito libre desde el pecho hasta las estrellas.

Extracto del poema MI MUCHACHA ENAMORADA
De la tetralogía TODA TU VERDAD

AHORA

Ahora que nos conocemos
déjame ser necesario,
permíteme abrazar tus venas con el calor de mis campos,
que quiero abrir tus árboles hasta despeinarte,
que quiero pronunciar tu nombre hasta tu nueva sonrisa.

Extracto del poema AHORA
De la tetralogía TODA TU VERDAD

EL ALMA AL AIRE

Para que nunca dejes de amarme
relumbraré las noches,
noches así de cuerpos en los brazos
y de razones hermosas,
noches que no saben nada del amor pero lo buscan.

Extracto del poema EL ALMA AL AIRE
De la tetralogía TODA TU VERDAD

Quédate

Quédate
 
Quédate para quererme,
recuerda que me prometiste el cielo,
quédate para poder verte
tu amor es lo que espero,
tu amor cierto de sol derramado en luna.
 
Quédate para la dicha pura,
para la inagotable dulzura de esos sueños de aura,
y mis manos sobre tu mirada por prender cada mañana,
y tu amor de frescos olores cual fuente clara,
amor que nos contempla tanto de noche como de día.
 
Quédate para la poesía,
para este despertar que asciende compartido
y recobra como es debido: la vida cotidiana y la memoria,
quédate por el tiempo vivido que amarnos es su costumbre,
somos merecedores de este amor, nuestra moneda corriente.
 
Quédate así de manera fiel,
este amor es tan de siempre que para este amor hemos nacido.
 
Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste
 
Copyright © Todos los derechos reservados

SEÑORA MÍA

Los horneros cantan en la ventana
sólo para vos,
sólo porque creen en este lugar que es tuyo,
cantan de a dos y reside en su canto un mundo,
los horneros cantan sirviendo al amor que crece.

Extracto del poema SEÑORA MÍA
De la tetralogía ¿SABES QUE DE SÓLO ESCUCHARTE EL AMOR ME SOBREPASA?

SI TE DIJERA

Si te dijera que mirar lo que estoy viendo
es mirar a través de ti
¿qué dirías?
Soy como cartas escritas de tu mandato,
te amo de a ratos y otros te extraño.

Extracto del poema SI TE DIJERA
De la tetralogía ¿SABES QUE DE SÓLO ESCUCHARTE EL AMOR ME SOBREPASA?

EN MIS ESPEJOS

¡Qué el encuentro con la mujer que amo me aguarde paciente,
que voy a desafiar a golpes los deseos,
yo reclamo tu presencia como un centinela, yo te llamo!
En mis espejos tu cabeza y manos acaricio,
en mis espejos estoy desnudo avanzando seguro como tu señor.

Extracto del poema EN MIS ESPEJOS
De la tetralogía ¿SABES QUE DE SÓLO ESCUCHARTE EL AMOR ME SOBREPASA?

Contigo

Contigo
 
Me gusta levantarme temprano igual que a ti,
y desnudarme de todos los colores
de haber dormido contigo,
y descubrir que es imposible elegir un espacio,
todos, hasta los pequeños te necesitan.
 
Me gusta el café, ya lo sabes,
grande, fuerte, negro y con tres de azúcar,
y el desayuno que espera mientras te bañas,
nunca necesité tanto a alguien
¿sabes que de sólo escucharte el amor me sobrepasa?
 
Me gusta andar sin etiquetas
y cada día una fiesta,
la de una maravillosa mujer con sus propias recetas,
y aprender de ese camino donde no llegan las palabras,
ese milagro de tachar algunas cosas y escribir una lista nueva.
 
Me gusta el aire tibio de tu piel,
silencio de tu voz que sueña,
huerta que al horizonte contempla cuando tú miras,
días que es inútil callar porque llora el agua,
contigo la tarde es la mañana y la noche es una espada.
 
Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste
 
Copyright © Todos los derechos reservados

EL DOMINIO

Me encanta el dominio de este amor
sobre todas las cosas,
no establece normas y sin embargo
prohibe el no amor,
que las puertas no deben abrirse ni cerrarse 
que nos define la corriente,
que encontrarse es lo más bello de la vida.


Extracto del poema EL DOMINIO
De la tetralogía EL AMOR Y SU DOMINIO

EL AMOR ME IMPULSA

Tu porte está aquí y me avasalla
me transforma, me inspira,
me hace comprender lo que siento
que eres el amor en mi pensamiento,
el cambio que llevo, mi aliento, 
que tus dones me llegan todos juntos
y tu presencia hace mi nombre,
y siento que siempre fui de ti, siempre.


Extracto del poema EL AMOR ME IMPULSA
De la tetralogía EL AMOR Y SU DOMINIO

HABLAR DE TI

El pensarte me renueva,
tanto me vale encontrarte como hablar de ti,
a veces no sé muy bien qué decir
y entonces miro como quien obliga a la noche a durar,
como quien invita a la brisa a descansar, 
o como aquel que en el rostro siente el constante retorno.


Extracto del poema HABLAR DE TI
De la tetralogía EL AMOR Y SU DOMINIO

Entre alas

Entre alas
 
Y el amor puso en mí un regalo,
en las manos dejó pétalos de pureza,
es para que mires incluso en la tormenta,
y repitas su nombre
y puedas pintarla en el tiempo
y la conozcas, no como al cielo y la luna sino
como a esas palabras ingrávidas que son fuente que se prefiere,
y la conozcas no sólo carnal,
sino como a esos vientos que se baten entre alas,
y el amor se quedó en mí gimiendo.
Y me sentí cargado de cosas que iban subiendo,
puertos y en cada uno velas desplegadas,
cabellos al viento como brisas reclamando,
redes que intentaban atrapar besos volando,
es para que sangres - me dijo el amor,
para que nunca dejes de estar hambriento,
para que no te aferres ni creas en las formas,
que estar enamorado es llenar una bolsa vacía.
Una bolsa vacía y yo en esta silla sentado:
pensaba que nunca se pierde y se gana del todo,
que el reposo también es una voz hablando,
por donde yo siento tu vida nace,
por donde yo intento
mi alma desnuda tus secretos.
Tú y yo no palpitamos el uno sin el otro,
nuestra razón no conoce el ocio,
el amor para ti y para mí
es una inquietud que nos colma el corazón,
del amor a la pasión vamos bravos,
la mitad de nuestra vida nos espera.
 
Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste
 
Copyright © Todos los derechos reservados

¿Y ELLOS?

No comprendo la vida que se vive sin amor,
me sabe a una ola de hielo,
es como si un río huyera de ser río y las miradas fuesen rincones,
el amor hace vibrar la piel
¿puedes vivir sin temblar?

Extracto del poema ¿Y ELLOS?
De la tetralogía ENTRE PREGUNTAS JAMÁS HECHAS

¿Y NOSOTROS?

Los de entonces,
los que se aman en versos,
los que se besan infinito bajo el mismo cielo,
los que se oyen inmensos y sienten sus voces
tocar sus oídos.

Extracto del poema ¿Y NOSOTROS?
De la tetralogía ENTRE PREGUNTAS JAMÁS HECHAS

¿Y YO?

Soy el que empoza el aire
para que tu voz sea larga,
el que estira el amor para que tus besos nunca acaben,
el que por venas tiene relámpagos y por boca pájaros,
y por ojos papeles blancos.

Extracto del poema ¿Y YO?
De la tetralogía ENTRE PREGUNTAS JAMÁS HECHAS

¿Y tú?

¿Y tú?
 
¿Acaso tú tienes lo que busco?
Ese deseo que golpea,
ese cuerpo entre mis sábanas
ocupando cada vez un lugar mayor,
ese amanecer que linda con la almohada.
 
El insomnio no siempre es un pacto,
en mi caso particular es una batalla de amor
anterior a tu cuerpo y posterior,
es un espacio que a tientas nos busca
entre preguntas jamás hechas.
 
Nunca es vana la realidad si puede soñarse,
si esparce la ansiedad amando impunemente,
me gusta el amor de cuerpos inclementes
donde los ojos mandan tanto como las manos
y la desnudez disponible.
 
Desnudos nada más y húmedos,
y un azul nocturno
apoyándose en el muro de nuestros brazos,
sin poder ser distintos y a la vez sangrando un mundo,
desnudos y mirándonos con el corazón.
Para poder amarte como ahora
me subo a trenes en marcha cada día.
 
Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste
 
Copyright © Todos los derechos reservados

EL QUE ESCRIBE

Le he dicho a mi vida hasta mañana,
le he pedido al alba que me escuches,
¡vuelve tu razón a mis palabras
y te haré conocerme!
Sí, conocerme, 
es tu techo final el que escribe.


Extracto del poema EL QUE ESCRIBE
De la tetralogía TENGO INCONTABLES VIDAS PARA DARTE

ARCOS TENSADOS

Regocíjate que Dios nos mira,
es largo su camino
de arcos tensados
apuntando a nuestro corazón,
lo único que hace es componer los días, 
y luego deja que nos comprendamos sin esfuerzo, a veces pensando.


Extracto del poema ARCOS TENSADOS
De la tetralogía TENGO INCONTABLES VIDAS PARA DARTE

ALAMEDA

Te sientas en el umbral
como se mira,
y en la cama como se espera,
y entonces tu cara tiembla,
entre versos y rimas 
y no dejas de poetizar.


Extracto del poema ALAMEDA
De la tetralogía TENGO INCONTABLES VIDAS PARA DARTE

Me preguntan

Me preguntan

 
Me preguntan de dónde vienes 
y yo digo que vienes del mar,
con esa mirada que se abre cual faro en la niebla,
con esa cadencia de las olas cuando la isla es una excusa,
llegas como un barco pesquero tiende sus redes,
pescadora.

Me besas como el aire
ninfa de mi sangre,
tus labios viven como se navega entre las gaviotas,
si quiero que me ames
debo proyectar en ti todo mi interior,
tan sólo tu forma me hace ser.

Es mi suerte la de este amor constante,
no se puede culpar al otoño de desnudar a los árboles,
es como si le preguntáramos al señor de los abismos
por qué el sol destella,
llegas como todas las cosas
llenas mi cuerpo como una diosa.

Me preguntan por tu nombre
y yo digo que eres el amor por mí cometido,
ese juramento propicio que desciende del cielo
vuelto frutos,
te llamas "érase una vez un pescador que se encontró con una mujer",
me llamo "el amor nunca es un día normal".

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados 

SI SOY TUYO Y ERES MÍA

¿Dónde has estado toda mi vida?
La nostalgia nace en el poniente y la brisa se despide,
¿dónde el camino juntos?
Caes en mi mesa y en mis manos,
mañana caerán hojas de incontable color.

Extracto del poema SI SOY TUYO Y ERES MÍA
De la tetralogía EL AMANTE QUE HAY EN MÍ

MI DESNUDA MUSA

En este amor mío de escribir,
el amante que hay en mí
te estrecha en versos,
y te leo lentamente
mientras espero tu clara mirada.

Extracto del poema MI DESNUDA MUSA
De la tetralogía EL AMANTE QUE HAY EN MÍ

VIDA MÍA

La hora de tu último beso
regresa como lo que siempre ha sido,
ese libro que no se abandona
que se hojea,
ese agua que avanza como un eco de los días.

Extracto del poema VIDA MÍA
De la tetralogía EL AMANTE QUE HAY EN MÍ

Entre nosotros

Entre nosotros

 
No es que la luna te llame 
es que te llama mi voz,
mi corazón es noche larga
sediento de amor,
asomado estoy al balcón.

No es que mi mano te escriba
es que en rimas te siento,
mi color te desnuda
y te gana mi alma,
estoy sentado hojeando la luz de otros días.

No es que te recuerde
sino que es muy grande el silencio,
renuncio a hacer el recuento,
que estos versos se podrían llamar
entre nosotros.

No es que esto sea nada
es un suspiro,
uno que nace alto sin saberlo,
palabras que creamos
de nuestros cuerpos.

No es que el impulso que me guía
sea llamarte y nada más,
soy como el viento que se escapa,
antes que te acuerdes de mi nombre
tus manos laten en el aire.

No es que somos dos,
a veces tres y otras cuatro,
tres cuando el amor es un poeta sentado al medio,
cuatro cuando el poema se hace oír,
razón de la calle.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados 

LABERINTO Y ESPEJO

Del amor
rescato mi niñez,
de la flor
su danza salvaje,
yo tengo un corazón 
de mañanas de sol
desde ayer,
aún recuerdo el día en que la poesía
se me reveló para escribirte, completamente.


Extracto del poema LABERINTO Y ESPEJO
De la tetralogía COMPLETAMENTE

LAS HORAS QUIETAS

Mi palabra te vive
te ama
y hasta te silencia
todo con igual sentido,
sentimiento que se entreabre 
para ser costumbre tus ojos y los míos,
ya quisiera yo vivir en un mundo de mudos
para escuchar tu voz a todas horas,
mis horas quietas
en medio de un desorden de papeles.


Extracto del poema LAS HORAS QUIETAS
De la tetralogía COMPLETAMENTE

LA VOZ ALTA

Me gusta la voz alta
y sin prisa
y la poesía que no se explica,
y el amor que es tinta en mi garganta,
¡que vengan los dioses y me coronen con insensatez! 
Que me atraviesen con el sol
y ya no saber si es de noche o es de día,
y que a la hora de escribir
fracase mi lengua
y arda mi razón.


Extracto del poema LA VOZ ALTA
De la tetralogía COMPLETAMENTE

Completamente

Completamente

 
Anoche miraba tu torso desnudo 
y pensaba en fragmentos,
en las pequeñas caricias
cuando me tocas,
y en mis ojos cargados de vida
cuando me hablas,
y en mi pecho si tú te acercas
cuando me amas.

Era la madrugada
cuando el silencio nos tomó
bajo un mismo círculo, tú me mirabas
queriendo quedarte y yo te dije:
si así me miras no importará el ayer,
completamente tuya, murmuraste,
y tu mirar se tornó profundo
grabado sobre la nieve de tu piel.

Y no me resistí a tu aliento blanco,
los juncos cantaban distintos poemas
prometiéndonos el futuro,
¡que el amor no es nuevo
es cosa nueva!
Las horas están quietas,
se ofrecen en similar gozo
los recuerdos y la arena.

Hace un segundo sentí tu aroma
y me encontré sin hojas,
sin ver
sin oír, enamorado,
¿te encontraré otra vez al leer?
No eres un verso fácil,
me cuesta conciliar el sueño cuando soy
completamente tuyo estrofa a estrofa.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados 

Hacer el amor

Hacer el amor

 
Que hacer el amor contigo es: 

en los huesos tanto amor metido
que todo es carne viva,
es abiertos de par en par
y contemplar lo que es nuestro,
y en los brazos
como ayer y como siempre
y que me pidas
¡hazme el amor!

Grifo que gotea infinito,
sangre,
media vida que te doy
media vida que me hace falta,
y tu cuerpo extendido siempre húmedo
como un amor que no se va
y que no vuelve,
que pide sólo mi desnudez, mi mundo absoluto.

Roce despacio como una luz para mirarte,
frío que quema como se presienten
los versos que no llegan,
una verdad que dura
como un árbol rueda,
que hacer el amor contigo es estallar en siembra,
que hacer el amor contigo es como si todo no estuviera
y se está haciendo, y se está haciendo.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados 

Hacer el amor

Hacer el amor

 
Que hacer el amor contigo es: 

galopar sin nadie enfrente,
es bailar delirante en la luz
sin ley urgente,
es una brisa despeinada
agitada
incesante,
es una estrella que asciende desde la garganta
y al viento levanta.

Es un racimo de fresias enamoradas
y un jazmín enamorado
y una rosa enamorada,
rumor que se dobla en el agua
y un reposo interrumpido,
un palpitar lloviendo desde la boca,
tú bien sabes mi amor que si te fueras
jamás te irías.

Es una penumbra anclada
y el eco de tu voz sobre mí,
es una palabra que se abre
al aire y es cascada,
y la figura de este hombre que te mira
y tú mirándome así, seducida,
que hacer el amor contigo es
sorber todas las distancias y sabernos en casa.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados 

Hacer el amor

Hacer el amor

 
Que hacer el amor contigo es: 

ser feliz y no engañarme,
es una voz que me suspira,
un cielo azul en mi calma dormida,
un rato largo en el abismo
completando mi esencia,
que en tu cuerpo doy con el mío,
es una sola oportunidad
y una sola piel, la nuestra.

Porque tomamos prestadas nuestras manos
somos la misma caricia,
ese tiempo que no es contable
porque nunca se termina,
ese sentir que significa todo,
que no sueña y no recuerda
porque no hace falta,
es tu corazón en casa y mi corazón vestido de deseo.

Un rostro sin orillas, un poema,
una vuelta sugerente
que no reparte papeles, sólo entrega,
un olor que la memoria no disipa,
y que me halles amor cuando te nombro,
vida mía que me halles,
que hacer el amor contigo
es el sol y la luna hasta ocultos en el mar.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados 

Hacer el amor

Hacer el amor

 
Que hacer el amor contigo es: 

abrir los brazos
y en mitad de la arboleda una hondura,
una fiebre que desborda
cada palmo de la tierra guardada,
un arrojo a la locura
naciendo nuevamente,
una pregunta ante un espejo
donde antes había un puente.

Un aire que se disuelve
y se convierte en perfume,
sueños que hablan imprecisos
cual torrente,
un beso que siempre es flor
deshojada para dos,
un dedo en mi alma
y en tu alma un TE QUIERO.

Un silencio al acecho,
una ceguera encendiendo la vida,
una seda como un lago inclinado
para sentir pasar las horas,
unos pasos descalzos
tan sutiles como un vuelo,
que hacer el amor contigo es el triunfo de la noche
y morir deliciosamente.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados 

Es mi amor

Es mi amor

 
Es mi amor una grande estrella, 
una mar que sueña,
una palabra que retumba
como mil hojas de metal,
es mi amor un desorden
que siempre se refugia temblando,
una flor después de haberla mirado,
un pincel adolescente abriendo sus alas.

Es mi amor ese instante total de tu palabra,
ese lenguaje de tu cabello hacia mi boca,
esos labios que me provocan
sin moverse sus líneas,
amor de mis manos que te habitan,
amor de río por tus abrazos cotidianos,
y tu aliento de caricias tan cercano.

Es mi amor ese fuego
de madera y de hojas sobre tu cuerpo,
¡me cuesta tanto escribir sin tu nombre!
y tu rostro que todo lo desnuda,
y tu invicta blancura todas las mañanas,
amor que silenciosamente me cubre
respirando quieto,
amor que todo me lo traes, princesa mía.

Es mi amor esas letras de amor
de los amantes,
ese ocultar versos en besos
y mirarte como se concentra en ti una poesía,
amor de agua tibia y de una sola voz en la multitud,
amor de dedos de azúcar,
porque te miro mi flor,
porque al mirarte me visto de tu color.

Es mi amor amarte más y más y otra vez,
es lo que el mar a los peces.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados 

Es tu amor

Es tu amor

 
Es tu amor 
quien conmueve mi aire
y entonces la urgencia mía es de tu piel,
de mis ojos encontrando tus ojos cerrados,
de tu cabeza en mi hombro
y tu mano en mi mano,
es tu amor dando gritos en silencio,
es saberte como yo mismo.

Es tu amor de glorietas y de ramas
amor interminable,
amor entre los dos
triángulo incesante,
de tu vestido para verte
y mis dedos en tu vientre,
es tu amor de mujer y no hay más,
como aquella noche en que el sueño agotó todas las olas.

Es tu amor de rumor en flautas
que parece contarse lloviendo,
amor de barcos entrelazados
viajando hacia la nada,
amor desbocado de pájaros
ignorando a todos y a todo,
y tu imagen dentro de mi alma,
y de cerca los secretos que guardas.

Es tu amor recortando el verde
una copa de sangre trepando las paredes,
amor lleno de calma
y de todo lo vivo,
amor resbalando
como un deseo en una baranda,
amor de agua y sol y piedras,
amor que es puerta de un herbazal.

Es tu amor una rosa,
una rueda pura,
una luna mirando.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados

Prefiero el otoño

Prefiero el otoño

 
Yo estoy aquí 
y una lámpara para mí,
algunas palabras en mi boca
vigilan mis manos,
el amor tiene su triunfo:
destellos
silencios
nosotros,
alrededor soy largo,
siempre es de noche y nunca de día.

El tiempo que te espera
asoma deshojándose,
como si tuviese el corazón repartido,
así avanzo hacia ti
descubriéndome en versos,
así contemplo tu cabeza desnuda
enamorada de nubes:
tu boca
tus ojos, tu asombro,
mi amor se precipita, salta y cae.

Dime amor lo que no digo,
lo que no puedo,
¿por qué te echo de menos?
¿Por qué me mantengo despierto
desde los abetos?
¿Por qué no estás aquí buscándome?
No hay música tan pura
como la que escuchamos,
no hay espacio tan puro
como nuestro abrazo.

Hay días en que me visto de
nostalgia y de poesía,
hay días en que Dios es una grieta
por donde se filtra,
quizá por eso prefiero el otoño.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados

Amor

Amor

 
Amor 
a mi carne traes tu mirada,
amor mío,
a la luna le pides se
desenrolle esta noche
y nos haga cautivos,
amor de mi vida,
deseo ser el fin de la senda
¿a qué hora llegas?

Amor
quiero gritar tu nombre,
quiero mojar mi alma con tus ojos,
quiero entre besos la inocencia
de un amor que ama sin fechas,
si el amor es de los poetas
entonces te prefiero mi musa,
mi ternura tan blanca
mi aire tibio de abril.

Amor
estoy cargado de sol y de gotas de rocío,
de sol por la ilusión,
de gotas por mi sueño de estrellas,
los árboles parecen quijotes de mi voz,
tu amor es un valle profundo
que has dejado abierto para mí,
te amo y lo sabes,
en mi pecho tengo la aurora de tu horizonte.

Yo sé que parece de repente
pero este grito estremece desde siempre,
desde antes esta pasión fue juglar,
acento enamorado entre los labios.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados

Como troncos retorcidos

Como troncos retorcidos

 
En mi aire sonrojado 
hay dos orillas,
una que llega en fragmentos,
otra que es mañana.

Y yo las miro como se mira
con los ojos cerrados,
imaginando su viento
sus sueños, su árbol.

Y yo las siento como esa pluma blanca
que de amor yo estoy pensando,
que posada en mi lecho me habla,
que en mi primer libro descansa.

En mi amor es necesario
un ancho espacio para tu cuerpo nuevo,
me lo digo muchas veces:
tú tienes para mí sólo buenos momentos.

Una vida que empuja
con una voz interminable,
una vida que tiene por objeto amarnos así,
como te escribo estas palabras.

Estamos unidos por el agua
por el universo estamos unidos,
como troncos retorcidos
tenemos las mismas raíces.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados

¡Amor, amor!

¡Amor, amor!

 
¿De dónde vengo? 
No lo sé,
¿de dónde vienes?
Lo ignoro.

En el alma tengo un páramo que me cruza
pero nada dice,
es como una gran región de amor
y nuestros brazos extendidos.

¿Por qué no lloro?
Algunos días lloro sin querer,
¿por que no te digo?
Es que nunca creí encontrarte.

Hora tras hora
mi amor profundo yo te envío,
mis versos a tu corazón
porque tu corazón es el mío.

Que te quiero libre como un arroyo,
que te quiero mía pero también alta,
no tengo sueños o más bien uno:
que no haya necesidad de llamarte porque estás aquí.

¡Amor, amor!
En mis venas siento tu boca,
¡amor, amor!
Decirte es sentir a una muchacha desnuda.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados

Puede ser

Puede ser

 
Puede ser a veces 
tu sangre en todo lo que vuelve,
entonces me ganas
y yo nazco lentamente.

Y soy esa caricia que guarda tu amor
y te comparto con el sol,
puede ser a veces
que estoy atento a que me llames.

Y mis ojos recuperan tu belleza
entre los distintos nombres que te doy,
y soy el cielo que grita como un solo pájaro,
y me cubro con mis verbos mientras afloras.

Puede ser a veces
que mi verdadero nombre seas tú,
y se completa mi mundo simplemente porque llegas,
y debajo de la lluvia siento tu boca.

Y de pura poesía en estado salvaje
puede ser a veces
que me gusta contarte,
que la calle es enorme y el mundo es grande.

Pero igualmente te espero,
y me inunda todo lo que mi corazón descubre,
y son tus labios,
no escucho las voces de la gente si estás cerca.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados 

Lo que somos

Lo que somos

 
Si mi amor te llama 
deja en tu corazón un ancla,
que mirando las estrellas
el viento sabrá.

Si te quiero es porque estás
en la mitad de mis noches
y en la mitad de mis días,
quererte es aceptar la flor y las espinas.

Tandil es una ciudad que se incorpora
oyéndome gemir,
en Tandil pregunta Dios por ti,
por tu mucho amor.

No me salvo si no te salvas,
no me lleno sin tus labios, sin tu sangre y sin tu tiempo,
no puedo evitar reservarte mi mundo,
aprenderte es quererme mientras construyo palabras.

De mi balcón los pájaros contemplan,
de nuestros nombres las hierbas se mecen
con lágrimas del día,
tu amor en mis oídos es mi luna y dicha sin fin.

Cuando pienso en ti y palpita mi conciencia,
cuando tu pulso golpea exigiendo rima,
me doy cuenta que soy poesía,
que es lo mismo que decir: soy lo que somos.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados

Lo que guardas dentro

Lo que guardas dentro

 
No te detengas, 
aún en la distancia
son tus ojos los que me llevan,
tu voz es a mis sueños
como el hondo cielo a la vida,
de tu mano y paseemos,
no te detengas.

Y tú cerca de mí
sin que importe el tiempo,
y que tu amor me pinte
cuando espere saber,
con la piel piadosa que en cada cambio
de luna vuelve a conocerme,
no te detengas sin ver.

No me digas: lo sé,
es de ciegos el mirar sin medida,
la vela siempre es un amanecer
la marcha de un tren frente a mí,
mi amor siempre llueve en agua fina,
tic tac tic tac tic tac
¡despierta!

No te detengas,
siempre algo importa en esta vida,
que tú vuelvas a mí es como quitarle al madero los clavos,
que me recibas un día sin olvidar
pero habiendo olvidado,
y que parezcamos mirarnos con la boca,
que en un beso sabremos todo nuestro amor.

No te detengas que yo no te detendré,
¡dime lo que guardas dentro!

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados

¿Y preguntas si te amo?

¿Y preguntas si te amo?

 
El mismo hombre 
¿puedo serlo?
¿Puedo aún inclinarme a tus cabellos
y mirarte en silencio?
¿Puedo surgir de tus ojos
como un eco?
¿Puedo libar tus mieles dispersas?

¡Ay amor!
Tu perfume,
tus abiertos azules como un escalofrío,
tu corazón florido mientras escribo,
tu mano en mi mejilla
como un candil que arde,
¿pueden tus labios volver a besarme?

Sé que te veré si bien espero,
eres tú la que a mi corazón late,
tú la que vaga en mi pensamiento,
cómplice y compañera
de esta voz tan verdadera,
y que te acerques a mi pecho con tus dedos y preguntarte:
¿qué has hecho de mí que no puedo dejar de amarte?

Y el mismo hombre que responde:
tú eres un hilo entre los dos
tú piensas en mi alma,
tú en mi vida no pesas
tú eres ese blanco y dulce soplo,
¿y preguntas si te amo?
No estoy conmigo desde que tú no te estás quedando.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados

La misma sangre

La misma sangre

 
El amor primero 
que me desnudó asomado,
el primero que me vistió dormido
para sentir que te soñaba,
el amor que me miró
como agua clara corriendo,
el que me dejó un rastro secreto
visible en mi rostro.

El amor en un puñado de sierras,
pensamiento amarrado a la leña,
el primero que puso un fulgor rojizo a mis manos,
que fue caricia lenta,
mirada como se bate un viento,
el amor que fue silencio y más tarde nieve,
el primero que me cubrió
con voces verdes.

El amor que al arribo del hogar
fue sustento,
el primero que me dijo TE AMO
y me enseñó a usar sus alas,
el amor que a mi niño levantaba
de entre otros nidos y ramas,
el primero que se erizaba con mi erizo,
el primero que en mi vientre descansaba.

El amor que a mi campo solitario
fue posada,
el primero que me dijo una mañana: me quedo contigo,
el que se apoyó un momento en mis manos
y sintió que la sangre era la misma,
la misma mujer que yo esperaba,
la misma historia mil veces repetida,
el mismo hombre cerca del agua y de la vida.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados

El amor primero

El amor primero

 
Es una noche 
que sola vocifera,
soy un hombre
con ojos que huyen,
un sueño prematuro
deja en mis labios un pensamiento,
te miro, te veo, eres profunda.

En mi boca conservo
la costumbre del amor que sube,
en mi rostro las gotas
de tu rocío perduran,
soy la espalda de tus manos
que siempre te hace soñar,
soy esa figura cuando el otoño empieza.

En mi vida el amor te busca
allí donde el amor se cuenta,
mi cuerpo es de blancos garabatos
esperando por tu cuerpo,
soy el sonido de las hojas secas
y tú que caminas y te detienes y sueñas,
soy esa sangre labriega llegando a tu piel clara.

Soy esa voz que te habla desde un puente,
soy ese abrazo hasta hacer una buena llama,
en mi cama la brisa aún responde
al menor de tus sentidos,
te extraño por toda la casa
somos un amor entre dos fugitivos,
tú eres en mí el amor primero.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados

Lluvia que da en la ventana

Lluvia que da en la ventana

 
Desnudo estoy 
¿qué busco?
Ese árbol parece guardar
todo el amor que me espera,
siempre te escucho,
el aire es final cercano
cuando te nombro.

Disperso estoy
¿qué sueño?
En tiempos diminutos siento tu piel suave,
tus ojos húmedos,
todo parece cargado de flores y mariposas,
la luz es risueña,
el amor es de una mano uniendo las almas nuestras.

Me conoces
por eso llegas,
por eso resbalas toda sembrada
entre letras de armonía,
por eso me sientes como un agua que brota y brota
en el aire y en la sombra,
yo te amo y te escucho sola entre las voces.

Y por amarte me convierto en el hombre que esperas,
ese que siempre va contigo de carga ligera,
ese que te respira cuando te mira,
que te reclama cuando tardas
que yace a tu costado sin escudo,
el amor que siento por ti me cruza el corazón,
el amor que siento por ti es de humildad y fortaleza.

Mientras más me lleno más me inclino:
amarte es como la lluvia que da en la ventana.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados

Tú eres mi princesa

Tú eres mi princesa

 
Mi amor de juncos y de viento, 
mi amor de pecho donde tú pasas,
mi amor de sol que aturde
y de lunas ingrávidas,
¡ay amor de molino refulgiendo!
¡Ay amor que en la tarde caes
y que en la noche ruedas!

Mi amor de poeta,
mi amor que no repara en el día
sino en el paisaje y sus yemas,
mi amor de río y álamos,
¡ay amor que miras donde yo empiezo a soñar!
¡Ay amor cuyo vivir es manantial
y ardiente hogar!

Mi amor colmenar está despierto,
mi amor tiene los ojos abiertos
y a tus pensamientos sus versos,
mi amor dentro del alma envuelto,
¡ay amor que desde el cielo batalla!
¡Ay amor que pacientemente
nos hace como una ola!

Mi amor es una antorcha
que desde el umbral nos llama,
es una caricia larga,
es una vela en clara intención de avanzar,
mi amor es un cantar a cambio de un aroma,
¡ay amor que nada te importa más que rebose tu copa!
¡Ay amor de pura fe en el amor, de puro vuelo!

Mi amor es una causa que me habita:
tú eres mi princesa.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados

Para escuchar tus labios

Para escuchar tus labios

 
Mientras pienso medito 
con las ventanas abiertas,
y el color rojo del amor vibrante,
y el suspiro largo de las estrellas,
y el balcón que parece extinguirse en el ocaso,
medito siempre cerca de mí
medito besando tus párpados.

Y el espejo de llamas
parece sangrar,
y un poema inmortal te piensa,
y mi vida está hecha de pájaros
y de palabras escritas en la arena,
medito como un histrión que declama
medito entre sombras blancas.

Escribo y medito
arrancándole flores a la nostalgia,
donde el agua siempre besa
y las hojas verdes son transparentes,
y el reloj se marca en gotas floridas,
medito como una tormenta que es sólo nube
medito con lágrimas de una ilusión que se acerca.

Tu mano está muy cerca
y yo medito por nuestro amor que pensamos,
por sentirnos en rostros inagotables,
porque hace muchos años
que nuestros sueños no faltan a la cita,
medito como un hondo rezo
medito y ya no sé si soy una voz o un eco.

Para escuchar tus labios yo medito,
mi sed de ti se para a meditar.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados

La mar nos espera

La mar nos espera

 
Pensar en ti es silencioso, 
es un secreto montado en un rayo
y al mismo tiempo un sueño infantil,
es un árbol deshojándose gris
y revelando un alma,
pensar en ti es una pintura suave
de vida nueva.

Pensar en ti es cantar ante tu puerta,
es un viento amarillo
de muchas veredas,
es una pregunta que nunca llega
y una voz corriendo,
es un sonido perfectamente serio
donde espera un hombre tranquilo y verdadero.

Pensar en ti es un recuerdo cuando la lluvia,
es una casa asomando a su llave
y una tarde en el parque,
es una fuente lenta
como un fruto maduro pendiendo de una rama,
es una fragancia serena de niños que cantan,
de adultos que juegan.

Pensar en ti es una campana que se balancea,
a un lado la fría mañana
al otro un sol que calienta,
es un huerto que flota en el aire
un camino que serpea,
pensar en ti es decir lo que no está dicho,
es un fanal cuando todo duerme.

Pensar en ti es como si dijera:
la mar nos espera.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados

sábado, 3 de octubre de 2015

Palabra infinita

Palabra infinita

 
Desde el primer instante te admiro 
mi lucero al viento,
mi amor lento
para que me pintes con tu boca,
que en mi regazo te quieras quedar,
te confieso que al mirarte
mi arte se inclina superior.

Yo tengo sed de ti,
yo te presiento,
por eso quiero tu tiempo sin frenos
y tu suave caminar,
para mirarme en tus pupilas
empañado de tu piel,
para saberte mujer,
como una pasión que encuentro.

Te ofrezco mi palabra infinita
mi hermosa beldad,
para que tu cincel pueda desear
lo que mis manos,
en mis dedos tengo
románticas inocencias y algunas fresias,
como si alguien en todo momento fuese a soñar,

y a Pigmalión y Galatea muy cerca
creyendo en el amor merecido,
él suspendido y ella dulcemente dormida,
como si amar y ser amado
fuese un sol que acaricia.

¡Háblame para poderte pedir!
¡Siente mi absorto latir!
Yo te amo con un amor correspondido.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados

Alfabeto

Alfabeto

 
Mi amor juega donde este alfabeto, 
a veces es libro
otras palabras sueltas,
hay días en que su versar no cesa,
hay días en que por momentos se acaba
como si ya no quedara razón.

Y entonces un laberinto despierta
para darle al amor un para qué,
una mirada amable,
un fruto que cae como se derrama la vida,
hay días en que la mañana está cercana,
hay días en que la ventana no contempla y nada más,

¡ay alfabeto, que en tu infinito blanco ella me encuentre!
Soy su poeta.

Yo escribo su nombre
como bebe la luna,
como la mansa lluvia
que parece cielo derretido,
yo escribo como esa flor
que acapara toda la gracia del rocío,
entre deseos serenos y besos secretos,
entre sueños hilándose en los labios
y latidos oliendo a manzanas.

Mi amor es como un abanico en mi garganta,
pequeñas miradas de aurora,
pequeños guerreros blancos,

¡ay amor, cuéntale esa historia
de dos voces al mismo tiempo!
¡Cuéntale de esas alas que jamás se rindieron!
Cuéntale que en el alma grabada yo la llevo.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados 

Ella está hecha de poesías

Ella está hecha de poesías

 
Algunas son como niños 
y otras caminos,
las hay en pedazos
y también floridas,
gotas que pasan con ritmo pausado,
manos líricas como el mismo amor.

Tengo pasiones correspondidas,
que a mi ojos dejan abiertos
y las letras simplemente brotan,
que a mi sangre alientan
con alas y versos,
que a mis sueños se ofrecen en ramos
y a mi pecho se tornan grito.

Tengo una torre muy alta
y una escalera de hierro,
y en su altura una princesa que me espera,
estoy enamorado, estoy hecho para ella,
¡Estoy enamorado como se desarma una rosa con los labios!
De pétalos eternos jamás exhaustos,
de corazones repartidos en un solo corazón.

Tengo la dicha de saber lo que quiero,
una luz guardada,
un pensamiento,
un sonido cubierto con su nombre,
yo solo con mi amor
y con mi savia,
¡que se escuche este poema!
Soy un alma, soy corteza.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados 

Puedo

Puedo

 
¿Qué puedo decir del amor 
si la miro y nada más?
¿Qué puedo conocer
más allá de mi poesía?
Para mí este fuego es el amor,
este comprenderla sin opinión,
esto que me gusta con locura
y me levanta a la mañana y no termina nunca,
si lo único que puedo es hacer lo que hago,
páginas desordenadas,
reflejo fiel de mi corazón.

¿Qué puedo poseer si todo nace?
Si todo es como una veleta
que llega a mi carne
y más tarde gira
hacia todas partes y ninguna,
¿qué puedo dejar si todo a sí mismo se dibuja?
Trazos libres que no vuelven nunca,
vahos de aventuras que se recitan,
si todo lo que tengo es un hogar que la desea,
¡ay si Dios me oyera!
¡Ay si tú me oyeras!

¿Qué puedo pedirle al agua
más que creer en ella?
A veces pienso que de emociones vivo,
que mi silencio es como una enredadera,
que escribo siempre lo que espero porque
soy como escalar la cima de una muy alta montaña,
y una vez ahí encontrarme con infinitos ojos,
y una vez en ellos hablar con las estrellas,
¿qué puedo pensar más que en hierbas,
más que en junco que se balancea?

¿Qué puedo pedirle a un suspiro salvo una senda?

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados 

Un libro en las manos

Un libro en las manos

 
Por las mañanas aparece la brisa 
y eres tú envuelta de nubes,
mis pensamientos se mueven
a la luz que asoma,
dejas huella,
traes un libro en las manos.

Se me sube el amor a la cabeza,
me habita tu búsqueda más y más,
queda suspensa la mirada amante
que de amor se tendiera,
a veces lenta,
traes un libro en las manos.

Un secreto mojado es mi solo otoño,
rama que va y que viene
como esas cosas de la vida
cuando preparan una canción,
de amor regresas a casa cual heroína,
traes un libro en las manos.

Como esa flor que cabe sola en el estanque, así tu risa,
mezcla de complicidad e inteligencia,
poniendo al aire silencio tibio
dejando pedazos de poesías nuevas,
como un campo sembrado de radiante cabellera,
traes un libro en las manos.

Traes un libro en las manos
cargado de esencia,
llanto que es inútil callar porque se amontona,
viento que es imposible alejar porque es como una flecha,
sueños de ayer que se buscan,
el amor mueve sus brazos y nos enseña.

Nos encontramos tú y yo donde canta un árbol,
donde la boca huele a desnudos
y es redonda la sombra,
donde todo es arte y por arte es posible,
este amor no sabe de números ni de leyes
y entonces una grieta azul, y tú traes un libro en las manos.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados 

Te quiero

Te quiero

 
Mi amor te acompaña, 
no se detiene,
a tus rimas no es indiferente,
él vuelve eternamente al romance,
a los árboles quietos que parecen marchar,
a las preguntas en el alma
que antes de decirse miran con asombro,
a la una, a las dos y a las tres
yo te quiero.

Te quiero
como se jura desde lo alto,
como Eurídice y Orfeo yo te quiero,
¡ay si pudiera mirarte ahora!
¡Si por un instante yo fuera tu suelo!
Entenderías que te quiero
como al futuro que se espera,
como los sueños sin fronteras,
como esa flor que cabe sola en el estanque.

¡Deja que te bese una vez!
¡Permite que mis manos sean versos
que se escapan de tu boca!
Acepta que te quiera:
mi color no siente sin tus ojos,
mi ternura no vuela sin tu cielo,
te quiero, aquí mi mano y allí tu mirar,
te quiero, y en el medio mil velas
que no duermen ni de noche ni de día.

De madera nuestro tiempo,
de vida verdadera nuestro surco,
te quiero porque es preciso
tener un corazón,
un corazón que cante sangre
y yo te canto,
te canto desde el grito y desde el fuego,
te canto.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados 

Te canto

Te canto

 
Mis ojos se empañan, 
tus ojos se cierran
para que dos faroles despierten,
la luna mira y su aire conmovido
baja para hablar,
te canto,
yo te siento dentro como un niño,
te canto como llora el viento.

El acento me pone
en la mejilla tu aliento,
siento orillas,
un tronco sin ramas es todo mi tesoro,
un secreto mojado es mi solo otoño,
y te canto,
es como una orden implacable
de este amor que sigue abierto,
te canto, me llamo de cuatro estaciones.

No me digas por do caminas,
no me cuentes que junto
a los muros y de pie, me piensas,
no me creas un hombre que va cantando
un papel sin palabras,
yo te canto con gotas claras,
te canto poesías recién cortadas.

¿Qué haré contigo más que cantarte?
¿Por qué presumir de cantor
si soy silencio?
Te canto como voz que se balancea
cubriendo tu cuerpo,
te canto para quererte y ya te quiero.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados 

Me pregunto

Me pregunto

 
¿Por qué tú? 
Porque me enseñas
algo nuevo cada día.

Contigo encuentro el deseo
en todo lo que amo,
como si mi corazón continuamente
estuviera golpeando,
y mi amor tendiera
su mirada al amante,
contigo soy constante,
comprendo que mi pecho tiene tu rostro
para borrarlo luego,
construyendo un resplandor de confianza.

¿Qué es el amor?
Mientras expongo
mi más profunda herida.

Yo creo que las estrellas
son un viento que descansa
para partir después muy lejos,
como el rocío que es verso y arroyo,
como la noche y su eco,
contigo yo escribo tiernas historias
para sentirme un trovador del amor cortés,
contigo al amor me asomo,
y toda tú dos veces te copias en mis ojos.

¿Por qué te miro
y de mirarte no me canso?
Pareces vocación para mis manos.

Hay días en que me desnudo para quererte,
días en que el silencio es invisible,
y entonces un destello me alcanza
y sé quien soy:

te canto amor mío,
como el amanecer te canto
como el agua que no hace daño,
te canto como se celebra el solsticio
y la noche es magia,
te canto como las flores que se ven desde los balcones.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados 

Debiera 3

Debiera 3

 
Y caminando contigo 
mi amor debiera sonar así,
conmovido de escuchar la voz tuya,
estremecido de tu intimidad tan desnuda,
henchido por la lluvia de sentirte en cada pétalo,
como llama al viento
el amor debiera sonar así,
encendido.

Y caminando conmigo
tu amor debiera sonar así,
alzado en tamaño por la vida,
desbordado como un árbol sin fronteras,
inundado por su arena descubriendo caracolas,
como esa ola que es luz y brisa
el amor debiera sonar así,
de tu figura a la mía.

Nuestro amor debiera sonar así,
con un concepto definido:
nos amamos porque encontrarnos fue como despertar,
corteza y raíz de las mismas cartas,
nos amamos porque sin llegar a tocarnos
somos nuestros,
el amor debiera sonar así,
reposando en su fuego.

El amor debiera sonar así,
al borde de la cama hasta entrado en el sueño.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados 

Debiera 2

Debiera 2

 
Y la armonía en el alma debiera sonar, 
a esa promesa que cae a tierra y es compañía,
a esa mujer eternamente merecida,
a esa costumbre de la bahía en los ojos
tan pura, tan noble, tan flor,
el amor debiera sonar
a esa razón que se comprende.

A esa calma que se repasa,
a esa suerte que algún pintor retrata,
a ese cuarto tras la puerta cerrada
y tu cuerpo en mi cuerpo y tú así, enamorada,
el amor debiera sonar
a ser amado por ti,
yo no quiero otro amor.

A ese deseo de verte,
a ese coloquio amoroso:
- ¿me amas?
- Tanto como te necesito
- ¿me extrañas?
- No puedo vivir sin ti,
el amor debiera sonar así, con ondas de mar tempestuoso.

A esas cosas invisibles
pero creciendo,
a esa hora que siempre regresa
porque el aire es del aire,
a esa vez primera
dando paso a otra vez,
el amor debiera sonar así, y yo caminando contigo.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados 

Debiera 1

Debiera 1

 
Y esos versos ilimitados debieran sonar, 
a hoja roja que tiene mucho de verde,
a barro ardiente con talento de escultor,
a labios que dicen: o vienes o voy,
el amor debiera sonar a esa tinta entre ruinas
regalo de los dioses.

A letras escritas en la pasión,
a esa canción que flota en la abundancia,
a esa cascada sin prisa
que somete al tiempo desconociendo las estrellas,
el amor debiera sonar a ese romance que atraviesa
y nos habla a dúo.

A mundo sin tantos significados,
a pies cargados convertidos en paisaje,
a llaves prefiriendo la ternura a la luz,
mariposas de pura entrega llenando rosas,
el amor debiera sonar a ese gozo entre mil amores,
a esos ojos anhelados.

A esa dicha de lento verter como un mar trenzado,
a esa flor descubierta por nuestra fragancia,
a ese sueño que es fuente y llegada,
a esa lluvia que se anuncia en las ramas,
el amor debiera sonar a esa savia
que es armonía en el alma.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados 

Debiera

Debiera

 
Debiera sonar como esa piel desnuda 
a la que le afectan las caricias,
y los ojos se cierran
para que un libro de poesías se abra,
y la memoria parece estar entre llamas,
el amor debiera sonar como a palmas repletas.

Debiera sonar como esa sonrisa
que no se puede pensar,
y la mano en la espalda se empeña en durar
como una mirada hundida hasta el fin
y hundida otra vez,
el amor debiera sonar como un gemido hasta romper.

Debiera sonar como se muerden los labios,
con ese fuego que resbala,
con esas palabras de frente como esperando,
como ese espejo que asoma
entre brasas y lágrimas,
el amor debiera sonar como esa voz que es clamor en la nada.

Debiera sonar como esas cosas que nunca cambian,
como esa vida que danza y sin más razón
tu mano en mi mano,
y escribir poemas sea de pájaros impregnados,
de silencio donde todo ya es silencio,
el amor debiera sonar a versos ilimitados.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados 

Para ti

Para ti

 
Te escribí recientemente que significas, 
que me visto de nuevos colores
porque soy feliz,
ahora me detendré en explicarte
por qué soy para ti.

Soy para ti
porque todos los días te encuentro,
porque mi aroma de amor se mezcla
con tu aro de amor
y estoy dentro,
porque mi corazón necesita tu voz,
porque sólo escuchar tu verbo
me hace correr la sangre.

Soy para ti
porque cuando voy por las calles,
un pájaro siempre se posa cerca
y me trae tu nombre,
y soy hombre que cree en las señales,
y soy mesa de café y aquellos versos,
porque sólo quedas tú cada vez,
porque te respiro,
porque mis ojos y mi boca no bastan,
yo te quiero por siempre.

Soy para ti
porque me duele que no estés,
porque amanezco en ti
y sin embargo mi cama vacía,
porque aunque me cuelgue mirando el techo
tú eres mi siembra del día,
porque te amo y veo también tus manos
como tallos que en el aire flotan,
soy para ti porque en estas palabras me reconozco.

Soy para ti
y te veré siempre así,
estas letras saben mucho de nosotros.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados 

Ser feliz

Ser feliz

 
Ser feliz es más que temblor, 
es entender el curso de la tempestad,
es desplegar las velas a la creación,
es agradecer el bien hoy,
que el amor es un árbol que se inclina al aire,
que el aire es esa vida que contesta.

Ser feliz es más que pensar,
es esa posibilidad de aprehender lo ya aprendido,
es ese río generoso de allá lejos y hace tiempo,
es ese acuerdo con el medio que no se puede mentir,
que el amor es todo aquello que cambia todo,
que el amor es un mismo eco todos los días.

Ser feliz es mirar un poco,
y desaparecer como un objeto para ser mirado un tiempo,
es ser testigo del cuerpo transformado en universo,
es ese reflejo de rostro al cielo,
que el amor es la corpulencia de una nube,
que la nube incluso por la noche sigue siendo amor.

Ser feliz es un poema que no encuentra ni necesidad ni lector,
es un relato de voces sin despertar,
y escribir entonces para decir,
como un polvo arrojado imposible de recuperar,
que el amor es un vacío que se captura entre las manos,
que el amor es una trama de olores que nos devuelve.

Que ser feliz es una lluvia encerrada de este lado de las ventanas,
y por fuera gotas que huyen despacio.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados 

Nuevos colores

Nuevos colores

 
Con nuevos colores me visto, 
mi oído inmenso presto a todo lo que veo,
de mi corazón me guío,
mitad pensamiento, mitad arte,
mi tiempo es de un hombre
y una mujer que yacen.

Esta vida alborozada me vuelve vulnerable,
este viento que se agita necesita un puente,
en las dos orillas nuestra imagen a por el regreso,
dos son los deseos de este sol
y esta luna que se elevan,
dos que se esperan, decir es lo mejor.

Tú tienes todos lo momentos de la vida que me gustan,
los caminantes sin sendas y límites,
las recompensas lejanas en la mirada pero que el aire sopla,
y así tantas cosas como olas en mi corriente,
¿tú entiendes que por tu amor
soy un hombre que a sí mismo se encuentra?

Cuando el interior lucha con armas honestas
el bien se muestra,
cuando el cielo marcha sobre el agua mi amor se manifiesta,
y estoy unido a los lugares así como el cambio existe,
de nuevos colores me siento, y a la confianza nos sentimos inclinados,
con nuevos colores TE AMO, me gustan tus armonías.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados 

Significas

Significas

 
Si me reconoces, 
si participas,
entonces significas.

Hay un alto resplandor que me seduce,
hay un aire puro que me nombra,
camina por las calles
el silencio sin continuidad,
hay una altura que despierta suavemente.

Mañana parece abrirse,
un hombre y una mujer se muestran serenos,
a menudo el amor se pregunta
¿florecen los campos por el sol
o porque hay valor en ellos?

Me gusta el gozo y el día que confía,
me gusta la vida que se encuentra con la vida
y se anudan en un lazo,
es maravilloso bajar hasta un arroyo
y los pies descalzos de árboles cubiertos.

A través tuyo me desnudo,
es una fuerza blanca y alegre que me contempla,
por ti cuento los días,
admito que tu mirada se vuelve mi cabeza,
confieso que soy tuyo.

Tuyo como esa nostalgia que todavía guarda nuestros nombres,
tuyo como el amor uniendo nuestras manos,
todo comienza,
somos un amplio conjunto,
significas, somos la perfección llevada a cabo.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados