lunes, 7 de septiembre de 2015

Verde

Verde

 
Como la primera luz 
aún infantil que la noche aclara,
verde como ese resplandor que te alcanza
cuando tu cuerpo extendido,
verde como el río de tus ojos cuando me piensas.

Verde,
como ese aliento suave y fresco,
como esos besos que reflejan el sol,
como el amor que pide un mundo y de pronto es un mar desnudo,
verde como ese tal vez que se recuerda.

Verde como la lluvia
que bebe agua en las veredas,
verde como ese pecho enfebrecido
que es placer que asciende,
verde que es viento que concierta con las aves.

Verde siempre como silbo entre las arboledas,
verde donde un jadeo es ensueño
y un libro abierto es un tronco,
verde de momentos tendidos que saben a principio,
verde amarillo como hijo de la libertad.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados