lunes, 7 de septiembre de 2015

Mejor así

Mejor así

 
Tu cabello de oro 
me repite la valentía
de este amor,
cada día es casi siempre una ocasión,
la de mi corazón repentino por un lado,
la de la sangre y la lluvia que no deben separarse,
te pienso en letras y en las cosas
y al pensarte sé quien soy.

Tu cuerpo observador
es el pasado de mis ojos,
el presente de mi piel,
el futuro de mi boca,
cada riachuelo me sabe cielo y es porque estás,
surges valerosa y singular de las ramas deshojadas,
el invierno te inventa y deja en ti la ternura,
y al amarte soy susurro por costumbre.

Ayer eras toda,
hoy eres todo,
el poder de los poemas que escribo
queda en el olvido cuando te amo,
de hambre y de sed a veces me fatigo
para que me rescate una especie de libro,
te amo y mi amor es cualquier rincón en blanco
que yo pago con palabras.

Antes de que fueras mi amada
te sentía ciertamente pero sin nombre,
eran las noches demasiadas
y el universo demasiado entero,
estaba unido, no era menos,
ya te oía como a un verso,
hombre de amor me creía, flor codiciada eras tú,
el amor me armó así de manera fiel.

Me gusta el café silencioso,
siento que le aporta a cada poema,
leo para levantar la mirada,
escribo para buscarte en la rima que sigue,
me interesa más una caricia que tener razón,
yo creo en el amor que no acaba y no empieza,
amor que es imposible sujeto en un espacio,
te amo porque tu amor es más sol y más luna.

Mejor así,
que me entiendas,
el amor en mí es para tenerte cerca.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados