lunes, 7 de septiembre de 2015

La pasión de tus manos

La pasión de tus manos

 
¿Cómo te conoceré cuando te toque? 
Quizá abra mis brazos
y aguarde por tus raíces,
tal vez mi corteza
sea donde estuviste,
y sin decir palabra me entregue
a la pasión de tus manos,
no por haberte encontrado sino por sentir que nazco,
¿cómo te recordaré si tanto tiempo ha pasado?

¿Cómo entenderé lo que tus sueños?
Acaso este viajero prefiera el secreto
de ciertas cosas y descubrirte de a poco,
probablemente te pregunte y me digas
que ignorabas la existencia de un puente,
y entonces para dar fe a este amor
me arroje a la pasión de tus manos,
no por amante sino para confirmarte en mis poemas,
¿cómo te rescataré si eres todas mis letras?

En este oficio mío de escribirte,
en estos versos que caen a ti
toda vez que abres un libro,
en este sencillo acto de amarte yo te elijo
y cual viento te digo: te quiero, y a la pasión de tus manos.

La pasión de tus manos,
esa piel lenta de tiempo verdadero,
ese pelo revuelto,
ese sendero entre ambos
que a veces se escribe en silencio,
la pasión de tu manos,
esa llama roja para toda la vida.

¡Ay de tus cabellos que en gotas se celebran
y provocan a mis dedos!
¡Ay de tus ojos con esa quietud tan parecida
a la sustancia de mi corazón!
¡Ay de tus labios y del amor tuyo y mío!
¡Ay de esta pasión!

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados