martes, 8 de septiembre de 2015

ENAMÓ

ENAMÓ

 
Lechosa alba despierta 
la primavera en tu mirada,
y viste tu flor anchas hojas de amor,
son pocas tus palabras primeras,
el sueño es vencido por tu mano y me acaricias.

Me encuentras,
me pides que te crea,
que el cielo alrededor es todo el aliento
y no necesitamos más para amarnos,
primavera de besos fecundos.

Tus brazos son dos fuentes
que lentamente me dan forma,
aguacero de tus labios y yo tendido,
coro de tus ruidos y yo distinto,
primavera, mi tierra se llena de tu frescura.

Tu boca de marea deja en mi boca tu fragancia,
tu verde desencadenado es como la plaza de una estación de tren,
llegas temblor, llegas niebla,
y tus cabellos al viento me convencen de todo,
¡enamórate de mí!

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados