lunes, 7 de septiembre de 2015

Dos fotografías

Dos fotografías

 
Dos nombres lanzados 
al mismo horizonte,
estoy en ti
y estás en mí
y somos ambos poetas de oficio,
tú estás condenada tantas veces a buscarme,
yo soy prisionero de esa sola sangre entre tus pechos.

Dos sueños como si no tuviesen rostro,
uno que está presente
y nos pretende interminable,
otro que es fuerza ciega,
como una voluntad cargada de heroísmo,
y nuestras dos fotografías casi trágicas,
amor que nos ambiciona sin miedo,
amor que lucha con devoción:
su viento en popa es a toda vela,
no corta el mar sino lo acaricia.

Dos fotografías,
dos estrellas en la misma línea,
dos luces que se convocan,
¡dame tu mano amor!
¡Dame tanto como quieras
y si quieres dame todo!
No quiero otra cosa salvo a ti,
lo demás lo resolverá la vida.

Juntos seremos el rostro
de una nueva primavera,
casa es compañía entendida
y miradas cerca,
porque te amo
mi alma se afirma en mi mirada
y cada día es nuevo,
dos fotografías:
que te amo murmuran las fuentes,
que me amas murmura el cielo.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados