martes, 8 de septiembre de 2015

DE

DE

 
El otoño nos recoge lentos, 
la tarde es un día que se extiende,
las olas armónicas resisten y persisten,
es como un lado y otro
de un mismo pensar.

El otoño y tú apegada,
y te sientes viajar entre latidos
y lo que fuimos por años se detiene,
y las mariposas revolotean
sobre una hoja en blanco que las mece.

Y el otoño demora el ocaso por vos y por mí,
y el tiempo está hecho de pétalos desatados
desde todas las estrellas,
te lo dije al mediodía: ¡qué bella eres!
El calor de los leños y nos tomando café.

De todas estas horas yo ya lo sé,
vivir contigo es pasar el día entre ondas,
es asombrarme del amor reconociéndote,
es caer en suaves gotas,
¡enamórate de mí!

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados