lunes, 7 de septiembre de 2015

Contigo

Contigo

 
Aunque el silencio
piense diferente,
y más pase el tiempo
y tomar café sea una constante,
y los poemas resistan abiertos
volviéndose a menudo
nuestro único abrigo,
contigo, estoy clavado en tu pecho.

Contigo,
soñando el sueño de que
un día podamos volver,
y caminar esparciendo ramajes
y hojas con nuestros pies,
y sentir el verde que desciende
desde el cielo como llorando rocío,
contigo, mi pensamiento en ti.

Contigo,
si bien el destino
no ata nuestros cuerpos,
y toda mi alma está lejos de tus brazos
y me desnudo a diario
en versos no escritos, estoy contigo,
cuando se apagan los gritos
mi voz te llena.

Contigo,
con la boca entreabierta
sin apartarme de tu nombre,
con la palabra justa de lo que somos,
con la certeza que cambiará todo una vez
que se acaben las excusas,
contigo, y tus manos en mis manos
hasta que se extingue la luz.

Contigo,
con las cortinas corridas y en la cama,
con el verbo dispuesto de la piel
cuando el espacio
y la duración no se reducen,
contigo y en la sangre la ebriedad,
estoy contigo lo mismo que antes,
esta vida nos sigue y camina.

Contigo,
incluso cuando el día y la noche
parecen haber pasado, estoy contigo,
quizá para decirte solamente que TE AMO.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados