lunes, 7 de septiembre de 2015

Amor

Amor

 
El amor me sabe a una 
jornada que no termina,
ventanas que se abren como calles,
a veces me sorprendo de mi poesía fértil,
el amor sigue estando acá
a pesar de tantos caminos.

No siempre el amor es una
combinación exacta,
y las hojas verdes simplemente brotan,
hay días en que tengo que dibujar tu figura
con la fuerza viva de mi voz,
y te miro como el sol entre la lluvia.

Nadie hace nada y es amado,
el silencio en el amor
es un espacio de voces gemelas,
y el pensar brota ingrávido y de pronto
tu mano en su espalda,
y te sorprendes por el contacto y no entiendes por qué te llama.

El amor es milagro y poeta
del corazón que aguarda,
pájaro que gorjea
y tú ves el pájaro y yo el vuelo,
no te ven mis ojos en flor,
es este amor de dos que nos sueña.

El amor es en mi cuerpo
camino y ribera,
y en tu cuerpo es aire
que se respira blanco,
si la dicha de habitarte es escribir,
entonces este amor es de brasas de luz y de vida.

¡Ay amor que siempre fuiste
lo que mi mano sentía!
¡Ay amor a resguardo de días de ventisca!
Dile que la elijo sin preguntar qué me ofrece,
que podría decir tanto,
que el campo es verde todavía.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados