miércoles, 5 de agosto de 2015

Triángulo de agua

Triángulo de agua

 
Te conocí un día, 
fuiste fuente,
no sabía la ruta y el pedregullo
pero tu cielo parecía seguirme,
fue como ese viento que a mi espalda
sabe a grito,
un estío que era Dios
y caminábamos los tres:
tú, el amor y yo.

De pisada ligera
la decisión nos sembró,
fue como una concesión de la dignidad,
lo supo el amor,
lo supieron los cuerpos y
los muros que todas las mañanas
se levantan y caen ante el corazón,
ni inocentes ni culpables
somos amantes,
un triángulo de agua.

Cada cosa que vuelve eres tú
y tus paredes de palabras,
todo lo que escribo para ti
crece como una planta,
desde aquel día todo permanece,
las nubes
las hojas,
la conciencia de este amor en el tiempo,
amarte es moverme delicadamente,
que me ames es una silueta de papel
que las tijeras van salvando.

Esta noche buscaré tu boca creyéndolo,
y me mirarás mujer como un puerto abierto,
y seré ese café irrenunciable
y serás más que una ventana,
antes tu perfume me dibujaba,
hoy quiero tu caricia en mi mano,
antes el amor sobrevivía,
hoy quiero tu vida en mi amor.

No quiero imaginarte
si sabes que puedo darte todo,
hasta ver asomar
nuestros cuerpos desnudos y otra vez.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados