miércoles, 19 de agosto de 2015

Todo eso

Todo eso

 
Pienso en las ventanas 
bañadas por el sol,
en ese pájaro que escapa o persigue,
en las flores que duermen naturalmente,
y en el amor que siempre vuelve
empeñado en guardar el equilibrio,
¿cómo dejarme devorar por todo eso?

Pienso en el lecho enternecido,
en amarte porque necesito hacerlo y nada más,
en el café diletante
y en la experiencia de la brisa
como una ilusión posible,
pienso en las estrellas demasiado buenas para ser verdaderas,
¿cómo dejarme devorar por todo eso?

Pienso en lo pequeño
aunque ignore su verdadero nombre,
en caminar en puntas con la seguridad del seno materno,
en el cielo hecho realidad sin tranquilizantes,
en la distancia que siempre vuela si tú estás mirándome,
pienso que llamarte en una noche clara me acerca más a ti,
¿cómo dejarme devorar por todo eso?

Pienso que tú eres bonita,
que la luna es mística,
que comprendo más tus misterios que la lluvia,
cuando el amor es una respiración es vértigo,
cuando el viento cierra los ojos es tiempo,
que los amantes del último minuto son los que entregan el corazón,
¿cómo dejarme devorar por todo eso?

Todo eso
es como los pasajeros de un mismo tren,
como atravesar el eco dos veces,
el amor es saltar por una escalera al fin
y que todos sepan que eres tú.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados