miércoles, 5 de agosto de 2015

Recibe

Recibe 


¡Recibe mi amor este beso en los labios! 
Confieso que te sueño con la esperanza
de que la noche nunca acabe,
se me escurre por los dedos lo que siento,
se altera mi tiempo cual intrépida ala,
no apagues la luz,
deja que la luna se deslice inquieta.

Cuando el reloj descienda,
recibe mi amor mi pasión en pedacitos,
y escucha el tintineo,
suspiros como luceros
a un ritmo fiel,
recibe el goce fresco de mi paisaje,
mis juncos melodiosos
mi delicado arroyo,
deja que mis ojos naden a tu alrededor
¡ay amor!

Recibe mi amor esta valiente alegría,
estas palabras desnudas y transparentes,
este silencio cortado que pensativo
te mira queriéndote,
este temblor de mis dedos
hasta tu aroma,
mi voz es la del amor,
corriente inmensa que sabe a naturaleza,
tu voz es la que no puedo ni quiero olvidar,
deja que no me importe la gente si tú estás aquí.

Cada poema que te escribo
es un remanso del mismo amor,
te siento en el corazón
en el alma
como si te desprendieras de mi piel,
este deseo ardiente es como un caballo de luz
¡ay amor me estremeces!
La palabra escrita por momentos me cuesta,
¡ay amor me duele el aire!
Mis letras huyen hacia el ocaso.

Recibe mi amor este mar que te golpea,
el infinito no es tuyo ni mío,
es nuestro.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados