miércoles, 5 de agosto de 2015

Mi condena

Mi condena

 
Mi condena escrita 
está en mi corazón,
donde te quiero,
donde mi vida es por ti
una nueva tierra,
en medio del amor mi alma se agita,
estás en mi camino
como preparada desde tiempo atrás.

Me gusta el mar de la mañana,
esa plenitud entre la mirada y los recuerdos,
ese cielo indefinido con paso lento,
ese café que dirige mi atención
como si su aroma forjara tu cuerpo,
mi condena está en mis manos,
es tu sentir en los ojos y en los labios.

Esta amada sensación
que vuelves y me tomas,
este paso por la sangre
que no se ha borrado,
esta adolescencia que yace
entre compromisos y promesas,
esta condena,
mi cuerpo que te desea,
no puedo escribir unos pocos versos para ti,
mi amor trata de guardarte
protegerte
y cuidarte,
así la labor de este poeta.

Dicha y perfume en mis días
desde que estás,
el amor es un goce rutinario,
así tan intensamente te amo que
a veces siento que tomas mis cabellos,
que acaricias mi rostro,
que alivias mi cansancio,
mi condena poética tiembla en mi voz
cuando te nombro.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados