viernes, 7 de agosto de 2015

Excepto

Excepto 


Acuérdate de mí 
excepto cuando llegues,
cuando invisible mi voz
se quede en tus hombros,
cuando mis lentas palabras
no tengan descanso,
cuando sólo pueda darte el corazón
y el sueño despierto nos envuelva en llanto.

Acuérdate de mí
excepto cuando el aire,
cuando mi nombre se acerque a ti
en carne y hueso,
cuando en el cuerpo entiendas
el terrenal cambio del amor,
cuando las flores de la fantasía se asomen
y te llames poesía.

Acuérdate de mí
excepto cuando te conviertas en fuego,
cuando adormecida en mi pecho
no quieras librarte,
cuando creas que vives y mueres
en suaves acordes,
cuando dejes de ser tú
para ser mía.

Acuérdate de mí
excepto cuando el tiempo sobre,
cuando celebremos en los ojos
el estar frente a frente,
cuando rodearme y extenderte
sepan a una eternidad que insiste,
cuando nuestra ternura sea un cerrado círculo
en donde el sol y la luna se detienen.

Acuérdate de mí
excepto cuando nada nos pueda separar,
cuando subamos juntos
la escalera empinada,
cuando una salvaje dicha
por la vida nos invada,
cuando los días en su porción de poemas
resplandezcan como gotas de rocío,
mi alma ya reposa,
acuérdate de mí excepto
cuando quiebre tu temblor y tu ansiedad.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados