miércoles, 19 de agosto de 2015

Compañera mía

Compañera mía

 
Que estás y que me apoyas, 
que tienes el alma clara y abierta,
que sin guarda conduces tu caudal de amor
como el primer viento a las olas del mar,
compañera mía,
mi cabeza inclinada en tu pecho
es una idea completa.

Toda vez que yo alzo los ojos
tú tienes esa palabra,
ese azar entre millones como una llovizna,
días que se piensan en versos,
lágrimas tendidas a la confidencia,
compañera mía,
eres el aire libre que me desborda.

Mi amor, mi paisaje,
me dirijo a ti para que entiendas que eres mi fuerza,
mi pan sobre la mesa
mi noche que por nada puedo permutar,
todo está pasando porque te amo,
compañera mía,
te prefiero hasta hacernos arena en una playa virgen.

La pupila de la ventana se abre y te siento,
mi mirada no se aparta de ti,
escuchar tu voz es como reciclar:
los murmullos del rio, su frescura,
la cuna del invierno agitándose en estrellas,
compañera mía,
mi corazón te espera también.

Incluso si una brisa suave se vuelve tempestad,
si en los extremos estás y por ellos te busco,
en el rostro yo siento
que tú eres la única en el mundo que sabe,
la de inmenso compromiso,
compañera mía,
yo silencioso pero grito y tú, mi poeta.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados