lunes, 6 de julio de 2015

Vida mía y sola

Vida mía y sola

 
Una línea liviana 
me sueña y es poesía,
una mirada distinta
despeina mis pasos,
en un cajón desnudo
encuentro la comprensión que no se vende,

dime si no entiendo o es que a veces
el viento se sale de su camino,
dime si escribo porque hay secretos
que ascienden por mi garganta,
dime si el amor
es una flor enamorada,

vida mía,
es giratorio el lenguaje de los poetas,
sola,
así mi letra sin tu corazón.

Al callado amor
el silencio está en reposo,
y mi rostro a mitad del cielo
concentrado de estrellas,
mis manos, un mar
que no abandona a su arena,
dime si está amaneciendo o un ángel
se olvidó del mundo,
o es el alba que tropieza con los espacios,

dime por qué a veces me siento
un hombre deshabitado,
dime por qué corre el amor
si ahora no llueve,

vida mía,
ábrete a mi llamada,
sola,
así la luna porque me faltas.

El otoño me dice que eres mía,
por favor no te rías,
si te siento niña
que mira desde un balcón,
si te imagino como al amor
que de nubes pasa cargado,
que lleva en las manos cientos de ramas
para sus pájaros,
que guarda una carta sin destinatario,

dime por qué el eco me devuelve tu voz,
dime por qué el amor parece
saltar de manzanos,
y enturbiarme de colores
que más quisiera compartir contigo,

vida mía,
deja tus sueños y ven,
sola,
así la sombra descalza cuando regresa.

Esta mañana
cuando tú apareciste
la penumbra se rescató del frío,
y fue así,
el aire se quebró en suspiros
los cabellos de fuego
y mi figura escribió tu nombre,

dime por qué no siento
más que plumas,
dime por qué estoy pendiente de la nada
y en mi pecho te abres,

vida mía,
despierto y me hundo en tus ojos,
sola,
como la infancia cuando no era
más que un barco de papel.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados