lunes, 13 de julio de 2015

Tardé todas poesías

Tardé todas poesías

 
En mi calle viven cintas 
que van de mi balcón a mis sierras,
tiempo que mi silencio sueña
dejando que el sol
se enamore de la luna,
aquí casi todas las tardes
llueven gotas vagabundas,
se abren los misterios,
las manos roban perfumes,

aquí me someto al amor
gritando con toda mi voz
que te extraño,

quise enredar nuestros cuerpos
y tardé todas poesías.

Nadie pregunta por mis ojos
y su vago secreto,
más allá de nosotros
el paisaje es carne viva,
mis brazos pierden la conciencia
y el aire se estrella,
el cómo tenerte es un hechizo,
mis palabras más amadas no las oyes,

vestirte con letras claras
y ceder a tu nombre,

quise tras la alborada un puente tendido
y tardé todas poesías.

Nuestro amor duerme en los ramajes
y brota en emociones,
es esa unidad áurea
que penetra los encantos,
se esculpe casi como una raíz
que nos roza la piel,
nos convierte en ese beso intenso
y el breve espacio donde besar,
río maravilloso libre de calendarios,

y tu aroma como ese olor
intacto de los libros,

quise escribirle una carta al centro de mi vida
y tardé todas poesías.

¿Qué haré yo sobre estos campos
mientras llegas?
¿Qué haré con mis labios
si mi horizonte sabe a tu lenguaje?
¿Qué haré con mis oídos
que vierten tu historia profunda?

Es el latido de tu cuerpo
que me habla cada día,
es el acento de la piel escrita
para tus dedos,
es el cantar de esos verbos
que duplican tu imagen,
es esa sensación que ninguna habrá, que ninguna,

quise en un impulso ser como pájaros salvajes
en una playa infinita,
y tardé todas poesías.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados