jueves, 16 de julio de 2015

Nos reconocemos

Nos reconocemos

 
Amor de antes 
amor de ensueños,
amor transparente
amor en el cuerpo,
amor de silencios
amor desnudo,

como surge lo inevitable,
como los ojos ante el fervor de la lluvia,
como el caminar descalzo,
misterio intacto al pudor,
como los brazos al viento
y plenamente el amor,
así nos reconocemos,
tan tuyo
tan mía.

En sillas donde el café
hasta puede leerse
entre palabras y recuerdos,
versos en donde el siempre
camina de la mano,
y tú como una corriente lenta,
y yo que no soy quien te escribe
sino el que atraviesa tus venas,

como el frescor de los cristales
al apoyar las palmas,
como una telaraña de gritos
que se piensan,
como se comprende al acariciar
como los párpados que se mezclan,
así nos reconocemos,
como si no pudiéramos
estar en otra parte.

En el corazón sentimos exprimir
el lienzo de la vida,
pasión sin jamás decir adiós
y con su voz: ¡vamos a estar juntos!
Amor de surcos y labios de ave,
amor que no vale más
que este amor que derrama,
amor cerrado a cuanto no somos nosotros,
amor de besos solos que dejan huella,

discúlpame por llamarte necesidad,
el aroma no tiene nombre,
soy un gorjeo de luna por tus abrazos,
eres la ventana donde llego a suspirar,
nuestro amor es de música por todas partes
así nos reconocemos,
tuyo, como bohemio en un puerto,
mía, donde tu amor se vuelve mis días.

Este amor que ha venido de repente
es exactamente el tiempo,
el tallo de la sangre
en secretos repetidos,
el claro círculo de dos cuerpos
entre muchos libros,
párrafos que ceden al infinito,

así nos reconocemos,
amarse no es una costumbre
que suele tener la gente.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados