lunes, 27 de julio de 2015

Mujer natural

Mujer natural

 
¿Has visto alguna vez la lluvia? 
Ese delgado tiempo
que brilla fuerte,
ese círculo que corre rápido
y a la vez despacio,
esa respuesta que quiere saber
pero no hay pregunta,

tú me la recuerdas
cuando la luna de tu piel se eleva,
cuando tomas mi vida como una
corriente alborotada y me pides
¡no te vayas!

¿Has visto ese campo lejos de casa?
Esa cruz verde que parece
pasear entre trenes,
esa mano caminante
que siempre regresa
a la imaginación,
esa estación gigante como una puerta
proporcionando magia,

tú me lo recuerdas
cuando a la mañana caminas descalza,
cuando tu pasión es una mezcla
de humildad y de emoción,
cuando en silencio me abrazas.

¿Has visto ese fuego que jamás se apaga?
Esa fiebre húmeda que parece
los caminos tomar,
que mira siempre a punto de caer,
que es como una cuerda
desde el sol hasta que se pone,

tú me lo recuerdas
cuando tu verdad encanta al punto de gritar,
cuando observas mi nombre
y tus pies en un agua poco profunda de mar,
cuando tomas una piedra y la haces saltar,
cuando tu amor se encarga de mí
y siento que vuelvo.

¿Has visto que el mundo se consume
cuando estamos juntos?
Tú y yo formamos algo,
nuestros ojos son a nuestra manera,
estamos pegados al suelo
pero tenemos alas,
sentimos caballos salvajes
en el corazón,

tú, ese cielo que me hace dar cuenta
que te extraño de un modo
que no puedo explicar,
tú, mi mujer natural.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados