sábado, 18 de julio de 2015

Llegaste

Llegaste

 
Llegaste con el amor 
que hay en el mío,
flotando hacia adelante
llenando el espacio,
llegaste más allá de las palabras
cayendo en mi voz,
llegaste para sentir
el amor que perdura.

Te ríes de la distancia,
mis besos son un río
para tu boca ánfora,
tu héroe se vuelve
blando si lo miras,
llegaste como el azar
que lo gobierna todo,
llegaste infinita como un resplandor,
como un perfume.

La puerta estaba abierta,
tus ojos golpearon tan fuerte
que mis labios se sintieron jirones
de un sueño del viento,
mi alma sintió tu alma
cada vez más cerca,
¡si existe un hogar es donde estás!
Llegaste, el amor siempre gana la carrera.

En defensa de la calle diré
que un silencio rápido precedió a tu llegada,
las luces giraban,
el agua sonámbula,
los poemas se condenaban unos a otros
volviendo sus hojas al horizonte,
y una dulce caída fue
un arroyo de confidencias,
llegaste, adormeciendo todas las inquietudes,
llegaste, tu sangre verde derramó
desde tus ramas a mis aves.

Llegaste, puedo acostumbrarme.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados