lunes, 6 de julio de 2015

Hace frío

Hace frío

 
Hilos de humo de tantas casas 
que se suman a las nubes,
y su cuerpo cuelga
y el viento los desliza,
hace frío,
la ciudad más lenta,
hace frío,
el humo azul se renueva,

hilos que me recuerdan al amor
como un aire que se derrama,
es bello el paisaje,
parece un cielo salpicado de poetas.

Imagino en cada hogar
el trepar sin ruido del fuego,
esa larga y profunda herida
cual avenida roja,
ágil y fugitivo ese amor
que demanda la mirada,
ese sublime perdón que el frío y su voz
dejan en confusas palabras,

hace frío,
y las cosas otroras infinitas
se contraen,
hace frío,
los perfumes
transportan los sentidos.

Un verso ardiente
en dos cuerpos pegados,
un íntimo renacer de amantes
en un vaho de tibio espacio,
hace frío,
es cordial el poderío de los abrazos,
hace frío,
los minutos de gozo se hacen horas,

y el amor es un espejo
donde ambos y discretos,
un paraíso de mil sueños
tras nuestra libertad.

Supliqué a mi espalda
el placer de tu estancia,
te pedí sin límites
que sirvas a tu deseo,
el que me viste de tus campos
sin movimiento,
el que me consume
con el amor más propicio,

hace frío,
y como un aire impalpable te siento,
hace frío,
como una red sin fondo
me voy desplegando a tu boca.

Los hilos de tantas casas
siguen sumando nubes,
piel y fulgor,
amor que se despierta
lanzando al cielo su alma,
y tú que avanzas
con los huesos de amores antiguos,
y yo diciendo una vez más que TE AMO,

y hace frío,
mis palabras no saben simular,
hace frío,
¡abarca mi destino con tus manos!

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados