lunes, 27 de julio de 2015

El amor

El amor

 
Me siguen tus ojos
y yo me siento un niño, el amor
de todas mis pasiones
es la más fuerte,
me ataca
me mira perfectamente,
me escucha,
me habla siempre con un dejo
de locura,
es mi cosa ideal
que cree en imposibles,
el otoño y la primavera
brotando al mismo tiempo en mi pecho.

El amor
de todos mis silencios
es mi punto,
ese preámbulo
lleno de espíritu,
cauce clavado en un aire reciente,
sonámbulo de sueños transparentes,
sólo paso minutos escribiéndote
y miles de horas pensando en ti,
mi amor es un eterno insatisfecho
que busca razones para nunca dejar de amarte.

El amor
es un par de alas dadas al alma
para que pueda comprometerse ante Dios,
es un episodio mucho mejor
que la obra entera,
un peldaño y después otro
y otro más,
como una llovizna que cae
pero jamás desborda,
yo te siento el fervor de mi aliento blasonado
como en cadena momentos y palomas,
mi amor es un claro deseo
ahogado en el rocío de tu nombre.

El amor
siempre es la primera vez,
no sabe de supuestos,
es eso al despertar que agradeces,
eso que se concreta y no es verbo,
y yo te beso en la infinita melodía del silencio,
para fugarnos en un libro
para escaparnos mejor en un poema,
no podría amarte más
tal vez en otra paz,
pero para eso debo conquistar el azul.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados