lunes, 13 de julio de 2015

Despierta amor

Despierta amor

 
Que la poesía nos hace vibrar 
abrazando nuestras ropas,
que las hojas secas nos esperan,
despierta.

Tu piel desnuda
resbala por mis ojos
como un libro abierto,
tu cuerpo es un hogar mediterráneo
que descubre a mi cuerpo entero,
parece que te rescato pero
tan sólo te miro,
es mi turno de sentirme infinito,

despierta,
mis manos son versos diluídos.

Aquí hace mucho tiempo que amas,
no soy capaz de señalar el justo
y preciso momento en que todo comenzó pero,
un poco de silencio un día se volvió tu voz,
una palabra un acto,
tus brazos sin límites
y en casi todas partes tus labios,

despierta que no tengo otro mar que mis caricias,
que mi alma te prefiere,
despierta princesa mía.

Mirándote el amor es reciente,
es un gozo de barro
revelándose de a poco,
un corazón labrado en el rostro
como un eterno sueño,
un lento verter de pasión
sin cimas logradas,
una fragancia que cuenta las rosas,

despierta, soy una gota clara de sed,
despierta, mis pulsos son un río que brama,
una lluvia sin ser llama
un anuncio en las ventanas,

sintiéndote mi piel se hace tuya,
despierta.

La suerte de este amor
está pintada en mis adentros,
trabajo de este pintor
al que tú eres su pensamiento,
en este instante un pedazo de cielo
me brilla en la garganta,
mi voz que te reclama:

despierta,
tuyo es el viento y este rumor,
despierta amor, estás ahí siempre inalcanzable,
dile a tu alma que rompa
ese sordo clamor de ensueños,
despierta de tu silencio blanco.

Que la poesía tiene un matiz
de daño delicado,
camina siempre apoyada en un bastón,
es un amor viejo como decir TE AMO,
las palabras no pueden verificarse a sí mismas,
despierta.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados