lunes, 13 de julio de 2015

Desconocido amor

Desconocido amor

 
Eres como el fuego 
o como el mar,
me haces vibrar,
¿quién podrá decirme
que no se puede reconstruir el adiós?

¿Quién me robó los fragmentos
de este desconocido amor?

Una sin el otro
es lo mismo que una inquietud que reposa,
no somos ajenos,
este es aquel amor que conocimos,
nos pensamos
nos deseamos
casi niños,
nos buscamos omitiendo los nombres,
no son necesarios para un poema,

el sol y la luna arden
quemándonos la mirada,
somos como la lluvia,
tú la sombra que amanece desnuda,
yo la vigilia de tu belleza.

Deja que el aire transparente
borre las fronteras,
no son obligatorios los héroes
tan sólo una semilla,
una verdad que resuelva la esperanza de la rosa,
un sentir en palabras cotidianas,

tu perfil impetuoso
es una vida desbordada,
tempestad y calma,
un surco donde los sueños logran la distancia.

Yo vivo siempre al borde
para llegar a lo siguiente,
mis ventanas abiertas,
el amor
la poesía,
yo vivo al modo
de las hojas de mi alma,

la espesura de tus versos
a las manchas de tinta de mis manos,
y tu gozoso arrullo,
llanto de las flores
en tus labios ligeros.

Hoy te miro vertical,
con calma y superficie,
es como una pizarra en donde tomo nota:
tus ojos
tu ausencia,
tus caricias
tu sangre
y posas como un pájaro,
te esperaba desde donde se forma tu cuerpo,

tú que conoces todos los olvidos
ya lo sabes,
estás anclada en la mitad de mis sentidos,
tú, mi amor desconocido.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados