lunes, 13 de julio de 2015

Antes de volver

Antes de volver

 
Aparta tus ojos 
y deja a la brisa murmurar
en tus párpados,
que las sombras se dibujen,
que los cristales se desprendan alguna vez,
que la lluvia medite inoportuna
a poca altura,
que la llave se quede muda,
que pase un día y otro día,

antes de volver a amarnos
quiero tu corazón opaco,
quiero tu vientre ligero de ropas,
quiero tus sueños revelados,

tu corazón para que brille
en mis manos ahora que te amo,
tu vientre para suspender en él
mis gotas de placer,
tus sueños para suspirar al sol
mi voz que se repite.

Si descubres un aljibe,
deja que tus manos
persigan hojas al viento,
que tus besos son lo único que quiero,
que tu boca ondule mi cuerpo,
que mis dedos sientan tus dedos
entrecortados de respirar,
que pases, mi querida capitana,

antes de devolvernos el alma
quiero convencerme que el cielo a veces baila,
quiero ser testigo de tu bosque y tu silencio,
quiero que seas mi cómplice
como en las verdes mañanas,

convencerme, para que se abran las flores
y la sombra de nuestro árbol,
testigo, para soplar casi sin ruido
a ese sol adormecido de las tardes,
cómplice, tú el mar y yo el muelle.

Te necesito enteramente
sin reservas,
tu carga
tu espacio
tus manos en mi regazo,
tus miedos
tu amor,
ése que sólo necesita que una a otro
nos miremos de frente,
sangre y aceite para leernos lentamente,

y que no importe este mundo
en el que nadie es quien dice ser,
antes de volver
quiero escribir de poeta a poema
y tu amor en el aire,
quiero en tu cabello detenerme libre,
quiero tu voluntad en un día gastado,

escribir, igual que marionetas
tiradas por sus hilos
y ser tu mejor función,
tu cabello, para asomarme
al umbral de los pájaros,
tu voluntad, el sueño es una poesía
hablando de realidad.

Antes el cielo no era cielo
y el tiempo era hierba fina,
antes de volver a amarnos
quiero dormir a tu lado
como una hoja velando su llovizna.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados