miércoles, 15 de julio de 2015

Amarte

Amarte

 
Seriamente esta verdad 
es como un salto desnudo,
estrellas servidas en un plato
y mis ojos despertando,
una pizarra en donde las palabras
son repentinas,
un sueño entre las manos
de tinta y barro,

mi nombre tiene voces
de un alma sola,
es como un muro ante un espejo
pero vestido de mundo.

Por las calles voy entre raíces
atento al sonido de la sangre,
nidos de aves que parecen cometas
de un solo pulso,
viento como farol ardiendo,
ventanas en donde mi cuerpo
anduvo buscándote,

no hace falta más que mirar mis actos
para entender lo que me pasa,
estoy marcado por una luz
como una herida abierta,
amarte es un árbol en una arboleda
que se deja ver.

Poblado estoy de amor
de cara a mis sierras,
de lluvia fresca,
de flores en un camino que nunca llega,
mi espacio es una lucha silenciosa de dos llaves:
la que acompaña
la que confiesa,
amor metido
corazón rendido,
amor de ayer
mujer de siempre,

¿oyes mi voz?
Estoy dentro,
¡puerta de tu corazón dame cobijo!
Amarte es un río que nunca acaba de pasar,
un puente y otro puente
y abajo la corriente.

Sólo tú,
siempre te ven mis ojos,
tu amor es una luna taciturna
llevada por el aire,
una carta esperando una respuesta
como la rosa de los vientos,
un balcón sin recaudo a mis momentos,
un mar y rota el ancla de mis días,

¡por esperarte hasta los verdes cambiaría!
Todo en mí se magnifica,
tú llevas a este hombre
más allá de sí mismo.

Amarte es mi mano
de tu hombro a tu cintura
y descubrir tu piel de a poco.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados