martes, 16 de junio de 2015

Yo

Yo

 
Yo te escondo 
siempre entre mis letras,
todos pueden leerte
pero sólo yo te veo,
yo te pienso cayendo de palabras
y te beso en cada verso,
y a la noche me pregunto
cuál sería mi poema si yo no te amara,

yo te escondo entre sueños de poeta.

Mi silencio te conoce bien
aunque estemos lejos,
cada vez que escribo TE AMO
nuestro romance es eterno,
mi voz es prisionera del cielo
como tus manos a mis caricias,
y entonces te quiero
como quiero al cómplice amor,
y lo escribo porque mis manos no se equivocan,

yo te escondo por el mundo,
yo soy aquel que te rompe el corazón
de manera hermosa.

Basta un solo instante de melancolía
para gritar tu nombre,
y el poema es ese primer capítulo
de tu foto colgada en la pared,
mis rimas te desnudan,
tú eres la musa que me atrapa
en la tinta de mi pluma,
y tu piel se encierra en versos
que no saben morir,

no me importa terminar con los ojos
llenos de lágrimas,
yo te escondo,
de este amor sólo le cuento a mi alma.

Llevo tu nombre marcado
por todo mi cuerpo,
ese deseo que desordena toda mi mente,
ese momento que me hace tuyo
y tú te vuelves el viento
que deshoja mi orgullo,
ese tiempo de sentirnos juntos,

tus ojos en el crepúsculo,
tu boca en mis historias,
tus manos cuando imagino que me tocas,
tu figura como un pincel en mi pecho,

yo te escondo como escribo,
en ese simple temblor
que me confirma que estás.

Mi poesía es hasta cierto punto
el deseo que te sepas
y no te sepas a la vez,
por ahora somos letras,
aroma que se respira y se convierte en lluvia,
hábito cálido viajando de un lado a otro de mi sangre,

yo te escondo para forjar un puente:
tú allá
yo acá
y entre los dos la espera
las ganas
y el mientras tanto,

yo TE AMO entre este olor a café
y mis besos lentos.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados