martes, 30 de junio de 2015

Uno de tus motivos

Uno de tus motivos

 
Un pensamiento, 
un recuerdo justo,
una imagen fugaz,
una voz,
un roce leve,
estar contigo,

una ilusión,
un detalle especial,
algo único,
un espacio de papeles blancos
para amar,

uno de tus motivos
aunque no sé decirlo.

Un sueño,
una sombra,
latidos despacio en el pecho,
una confusión hasta las lágrimas,
un momento exacto y querido,

un orgullo necio,
un silencio,
una indiferencia al saberte imposible,
una tarde de regreso
y todos los segundos de la espera,
una lámpara que se perfila en caricias,

uno de tus motivos
como se desprende la impaciencia.

Un tiempo desenrollado,
un viento nuevo persiguiendo
tus horas de insomnio,
Neruda entre tus sábanas,
Sabines acariciando tu espalda,
Benedetti procurando algunas veces tu corazón,
Borges en tu razón,

un poema y todo lo que tengas,
una orilla delgada
de tus calles rectas,
Tandil
Buenos Aires
Guadalajara
España,

uno de tus motivos
para ser un verso solo, tu hombre mismo.

Ese soplo virtuoso de las ventanas,
ese silbido patriarcal del tren
como un destino sin cartas,
esa hojarasca compañera de la brisa
que a ti tanto te gusta,
esa aventura liberada en poesía
perdonando a los poetas,

esa pleamar de estrellas,
esa boca contenta de mi boca,
esa mirada de ser tú,
esa quietud y en tu verde pasto
firmes huellas,
ese reclamo vivo
ajeno al conjunto,
ese lugar en el mundo que te merece,

uno de tus motivos
y te dije entonces:
y luego que me condenen las palabras.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados