domingo, 14 de junio de 2015

Mitad y mitad

Mitad y mitad

 
Soy mitad tuyo 
y mitad de tus manos,
quiero quedarme pero también
necesito que me lo pidas,
la mitad de tus labios
cuando dices NO TE VAYAS,
la mitad del amor
que navega en tu pecho,

la mitad tuyo
fundido en palabras,
la mitad de tus manos
al sentirte tan cerca,

mitad y mitad,
como el amor de una mujer
y una rima precisa.

Soy mitad tuyo
y mitad de tu poesía,
un hombre que escribe
con tus letras encendidas,
la mitad de la distancia
que es mi partida,
la mitad de la nostalgia
que me inunda el sentimiento,

la mitad tuyo
porque es un volcán lo que pienso,
la mitad de tu poesía
sonrisa de mis versos,

mitad y mitad,
como el amor simple
y la mitad que no sé.

Soy mitad tuyo
y la otra mitad también,
un hombre y una mujer
como cintas que descansan en la lluvia,
la mitad de la cicatriz que viene detrás
disuelta en ternura,
la mitad de la blancura de esa pizarra
en donde escribo TE AMO,

la mitad tuyo
que no se pregunta,
la mitad invisible
como una espera sorprendida,

mitad y mitad,
como el primer silencio,
como el universo en el mirar de una sílaba.

Soy mitad tuyo y del tiempo,
y de la piel que me roza y me invita,
y del mundo que cabe
en el breve espacio de un beso,
y del camino que no se olvidó
de permanecer abierto,

la mitad tuyo,
¡tengo tanto que contarte de mí!
la mitad de la piel,
¡amor, soy lo que ves!,

mitad y mitad,
dentro mío melancólico y vertical
nace un grito,
una vez más el olvido y toda la memoria.

Soy mitad tuyo
y mitad del largo viaje,
tengo en mí el pasaje que prevalece,
si el rumor de las calles
y tú y yo caminando juntos,
si los escritos que nada significan
sin tu vuelta,

mitad y mitad,
tú convives en mis poemas, acéptalo.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados