martes, 30 de junio de 2015

Mi voz y mi boca

Mi voz y mi boca

 
Mi palabra está en mi voz 
y no en mi boca,
en mi boca está el amor
como un sueño de mil intentos,
atentos pensamientos que se presentan
de un cielo armado de pasiones,
río de tu cuerpo ante el mío,
tiempo que se afirma
y que jamás se termina,

para mi palabra transparente
siempre es de día.

Antes de amarte mi palabra no era mía,
mi voz no tenía nombre
mi boca no esperaba,
mi mundo era de respuestas
que se escribían en la arena,
y yo moría de ti sin saberlo,
moría de ambos
de nosotros,
de la falta que me haces,

para mi palabra el aire sin tu cuerpo
es interminable.

En mi carne a todas horas
siento tu voz como un contorno,
siento tus ojos
siento tu boca,
y tu cabeza en mi pecho
como un amor en racimos,
y desnuda como hace el agua me pides
que te descubra sin preguntas,
y a la luz de una lámpara cabes entre mis manos
como el amor más necesario,

para mi palabra mis labios son dos palabras
que ya mis dedos quisieran.

El puro amor que te besa
se detiene en mi voz y en mi boca,
en mi voz la aurora del amor sin medida
como cintas de lluvia,
en mi boca esos gestos
en donde te invento y te dibujo,
en mi voz la mitad del encuentro,
en mi boca: todavía te quiero,

para mi palabra lo que siento por ti
es una rosa abriéndose.

Si a veces no te llega como debiera
perdona por favor a mi voz y a mi boca,
mi voz en ocasiones es un recinto de silencio,
y mi boca indiferente se cuelga
pensativa del horizonte,
y mi voz desespera de soledades
y mi boca sólo sabe del viento,

para mi palabra lo claro y lo oscuro
son el mismo amor que te encuentra.

Y a todo ésto:
¿qué vienen a ser mi voz y mi boca?,
mi voz, un acento del verbo amar,
mi boca, un beso que viene y regresa por ti.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados