miércoles, 10 de junio de 2015

Eso se llama

Eso se llama

 
Eso que digo en el aire 
con un silencio de estrellas,
eso que guardo en el agua
y nunca duerme,
esa pequeña palabra
que siempre se viste para verte,
ese viento que nunca mira por dónde viene,

esa suave caricia para dos rivales,
ese desafío desnudo
que se asoma húmedo al alma,
ese camino a veces incierto,
ese miedo como de hojas muertas
que suena lejos,
eso que tanto llueve y es tiempo,
ese secreto casi nada, casi cielo,

eso que inunda mi calle,
eso que nadie puede ver en el cuerpo,
eso que es cierto y se respira
muy hondo entre leve y eterno,
eso que tiene sus noches largas
y sus días de horizonte infinito,
eso que parece chiquito y es intenso,
eso que crece en unos brazos por otros brazos queridos,

eso de precio alto
y de razones muy dentro,
eso que conmueve cuando empieza,
cuando cierra la voz y la mirada se entrega,
eso que se vuelve a ver
pero en distinto sendero,
eso que es imposible negar y mentir,
eso que algunos escriben
escuchándole latir,

eso que crece y es ronda,
eso que piensa y siente,
eso que silabea nombres y llama
y es como un ave suave en altas cumbres,
eso de vista anhelante
y cantar amante
y suspiro en el pecho,
eso de tantos ejemplos
que sólo se reconoce en ojos sinceros,

ese coraje de plácida luna,
esa ternura retratada en estanque,
ese velo de rojo fuego,
ese arroyuelo entre las hojas,
esa mujer desnuda imprescindible,
ese hombre desnudo que aguarda,
esa locura hablando a gritos,
esa cordura oculta en la piel,

ese querer de forma primera,
esa fuerza como ardiente flor,
esa evidencia en tierra ardorosa,
esa sombra que es una con él,
ese Dios que no se busca en los templos,
ese rostro sólo entre besos,
ese pecado que es ilusorio
porque dos cuerpos que se unen son un milagro,

esas dos manos que admiran,
ese mundo entero,
ese ustedes y nosotros,
esas horas sin preguntar por qué,

eso se llama AMOR.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados